Presentan cargos contra dos periodistas por revelar "secretos oficiales" sobre la represión contra los rohingya

Política y conflictos

Presentan cargos contra dos periodistas por revelar "secretos oficiales" sobre la represión contra los rohingya
Foto: Reuters Staff| Reuters

La Fiscalía birmana ha presentado cargos contra dos periodistas detenidos por violar, presuntamente, la ley de secretos oficiales, una legislación de 1923 impuesta en la época colonial británica que contempla penas de hasta 14 años de prisión, ha informado la ONG Fortify Rights. Desde 2016, más de 70 personas han sido detenidas por acusaciones de difamación en las redes sociales, entre ellos varios periodistas. Wa Lone y Kyaw Soe Oo, los dos periodistas de la agencia Reuters, fueron detenidos en Rangún el pasado 12 de diciembre tras reunirse con dos policías que, supuestamente, les entregaron documentos confidenciales sobre la limpieza étnica que el gobierno birmano realiza sobre la minoría rohingya.

En concreto, los reporteros estaban investigando sobre el papel del Ejército en la represión hacia esta comunidad musulmana en el estado de Rakáin, en el oeste de Birmania. «Es una detención arbitraria. El hecho es que las autoridades acusan a estos periodistas por hacer su trabajo. Deberían ser liberados inmediata e incondicionalmente», ha indicado David Baulk, investigador de Fortify Rights, en un comunicado.

Wa Lone y Kyaw Soe Oo comparecieron por primera vez el pasado 27 de diciembre ante un tribunal birmano, que decretó extender su arresto en prisión. Este suceso ha generado una gran polémica entre los países occidentales y organismos internacionales. Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas, así como las ONG Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras, entre otros, han pedido la liberación inmediata de los dos reporteros.

«Una prensa libre es crítica para una sociedad libre. La detención de periodistas en cualquier lugar es inaceptable. Los periodistas de Reuters detenidos en Myanmar deberían ser liberados inmediatamente«, indicó el pasado lunes en Twitter el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton.

La crisis de esta minoría musulmana ha afectado a miles de personas. Más de 650.000 rohingyas han huido del norte de Rakéin hacia Bangladesh, después de que el Ejército birmano lanzara en agosto una operación en respuesta a unos asaltos armados de insurgentes de esta minoría étnica perseguida en el país. El Ejército birmano negó haber cometido abusos contra los rohingyas en esta campaña, pese a las múltiples denuncias de varias organizaciones, incluido el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, que la calificó como una «limpieza étnica de manual».

No es la primera detención hacia periodistas que ha tenido lugar en el país asiático en los últimos meses. El pasado 10 de noviembre, la Fiscalía birmana sentenció a dos meses de prisión a los periodistas Lau Hon Meng y Mok Choy Lin por utilizar un dron para grabar contenido audiovisual.