La Generalitat concede nuevamente el tercer grado a los presos del procés

Política y conflictos

La Generalitat concede nuevamente el tercer grado a los presos del procés
Foto: EMILIO MORENATTI| AP

El Departamento catalán de Justicia ha vuelto a conceder el tercer grado a los líderes independentistas presos, con la excepción de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell —todavía pendiente de resolución—, a los dos meses de que el Tribunal Supremo se lo revocara.

Lo más importante: según ha informado el Departamento de Justicia en un comunicado, la Secretaría de Medidas Penales ha avalado el régimen de semilibertad que las cárceles propusieron para los presos del procés, cuando la mayoría de ellos tienen ya cumplida una cuarta parte de la pena o están a punto de hacerlo, lo que les da derecho a permisos ordinarios. La conselleria que dirige la republicana Esther Capella ha concedido la semilibertad a los Jordis, a los exconsellers Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull —que desde este viernes solo deberán pernoctar en la cárcel de lunes a jueves—, coincidiendo con el inicio de la campaña electoral y sin apurar el plazo máximo de dos meses que tenía para pronunciarse, que expiraba el 14 de marzo.

La decisión llega después de que las cárceles catalanas de Lledoners, Wad Ras y Puig de les Basses volvieran a proponer el tercer grado para los nueve líderes independentistas en prisión, lo que les permitiría salir a diario y regresar a prisión solo a dormir. Esa propuesta, a su vez, llegaba un mes después de que el Tribunal Supremo revocara el tercer grado concedido también por la Generalitat a los nueve condenados al considerar que se trata de una medida prematura. La Sala destacaba entonces que es preciso que transcurra un periodo de tiempo mayor para evaluar adecuadamente la evolución del interno y el tratamiento penitenciario, máxime cuando se trata de condenas elevadas (de 9 a 13 años de cárcel) de las que ninguno ha cumplido la mitad, y la mayoría ni siquiera una cuarta parte.