The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El Supremo condena a los líderes del procés por sedición con penas de entre 9 y 13 años de cárcel

The Objective
Última actualización: 14 Oct 2019, 4:30 pm CEST
Foto: Emilio Naranjo | Reuters

El Supremo ha condenado a 13 años de cárcel a Oriol Junqueras y a penas de hasta 12 años a Carme Forcadell, los Jordis y a cinco exconsellers por sedición y malversación en el procés, en tanto que ha absuelto de malversación a los tres acusados en libertad, que no irán a prisión.

Así se desprende de la histórica sentencia del procés que ya ha sido notificada a las partes. De esta forma, el expresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ha sido condenado a 13 de prisión, así como a 13 años de inhabilitación absoluta por los delitos de sedición en concurso medial con malversación de caudales públicos; por los mismos delitos han sido condenados Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa a 12 años de prisión y 12 de inhabilitación.

Por su parte, la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell deberá pasar 11 años y seis meses en prisión por un delito de sedición; Joaquim Forn y Josep Rull, 10 años y seis meses, y nueve años el exlíder de la ANC Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. 

Por el contrario, el Supremo ha absuelto por unanimidad del delito de malversación a los tres únicos exconsellers que estaban en libertad, Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borrás, con lo que no entrarán en prisión, aunque les ha condenado a 1 año y ocho meses de inhabilitación por desobediencia en la causa, además de una multa de diez meses con una cuota diaria de 200 euros.

De esta forma, el Supremo ha descartado la acusación más grave del Código Penal, la de rebelión cuyas penas son de entre 15 y 25 años de cárcel a los líderes; a entre 10 y 15 a los mandos subalternos, y a los meros participantes de 5 a 10 años. Hasta el momento, solo se ha condenado por rebelión a los autores del intento de golpe de Estado de 1981. Sus líderes, Antonio Tejero y Jaime Milans del Bosch, fueron condenados a 30 años de prisión.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ya se ha pronunciado al respecto y llama a tomar las calles tras la sentencia: "100 años de prisión en total. Una barbaridad. Ahora más que nunca, a su lado y al de sus familias. Toca reaccionar, como nunca. Por el futuro de nuestros hijos e hijas. Para la democracia. Para Europa. Por Cataluña".

Sin límites de acceso a tercer grado 

El Tribunal Supremo desoye la petición de la Fiscalía de que los condenados por el procés no pudieran acceder al tercer grado penitenciario hasta cumplir la mitad de su pena, al entender la Sala que esta facultad corresponde a la administración penitenciaria y tiene su propio cauce. En este sentido, la sala considera que la capacidad jurisdiccional para revisar decisiones administrativas en el ámbito penitenciario que se consideren contrarias a derecho es la mejor garantía de que el cumplimiento de las penas se ajustará, siempre y en todo caso, a un pronóstico individualizado de cumplimiento y progresión.

Reacciones a la sentencia del procés

Un par de horas antes de dicha sentencia, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, defendía la democracia en España con un vídeo en el que varios miembros del Ejecutivo explican las fortalezas del sistema democrático español en diversos idiomas y defienden que "España es la casa de todos".

Tras la publicación de la sentencia, Sánchez ha comparecido en Moncloa para valorar la sentencia del procés. Durante su declaración ante los medios en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, ha asegurado que en una democracia “nadie” es juzgado por sus ideas, “sino por delitos contra nuestro ordenamiento jurídico”. “Reconozco la labor independiente del Tribunal Supremo que ha trabajado con riguroso respeto en sus obligaciones dando ejemplo de autonomía y transparencia, demostrando el funcionamiento de nuestro poder judicial”, ha señalado.

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, también se ha pronunciado ya a través de Twitter asegurando que "el Estado ha dictado hoy sentencia. El 10/11 Catalunya dictará la suya".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, asegura a través de un hilo en Twitter que, aunque discrepa "absolutamente de ellos", manda un abrazo a los condenados y a sus familias. Además, asegura que a pesar de la sentencia, el problema político de fondo continúa "agravado por las brechas emocionales producto de la manera equivocada en la que se ha abordado la crisis".

Tras la comparecencia de Pedro Sánchez, Iglesias, otra vez a través de Twitter, ha afirmado que "en España se indultó a los terroristas Barrionuevo y Vera, al jefe del golpe de Estado del 23F Armada y el Supremo llegó a pedir el indulto a Tejero". Por eso, considera que el hecho de que Sánchez hable del cumplimiento íntegro de la condena es "una prueba más de su apuesta por gobernar con el PP".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha aplaudido la sentencia al asegurar que "hoy se ha hecho justicia", aunque ha asegurado que van a exigir que no haya privilegios penitenciarios para ninguno de los condenados. "Hoy hemos ganado los buenos y han perdido los que han querido quitarnos los pasaportes y nos han hecho sufrir", ha subrayado Rivera tras hacerse público el fallo judicial.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado que la formación recurrirá la sentencia dictada por el Tribunal Supremo por considerar que está probado el delito de rebelión, por el que no han sido condenados finalmente. Además, ha acusado al PP y al PSOE de llevar años escondiéndose detrás de los tribunales para no afrontar la amenaza del independentismo en Cataluña.

El líder del PP, Pablo Casado, también ha reaccionado tras conocer la sentencia y ha afirmado que esta "pone fin a un proceso judicial ejemplar" porque "no se han juzgado ideas políticas sino graves violaciones de la ley y del orden público institucional". Ha insistido además en que Pedro Sánchez "debe romper todos sus pactos y acuerdos de Gobierno con los que han atentado contra el Estado de derecho" y en que se debe comprometer a no indultar a los políticos condenados.

También ha reaccionado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha pedido Sánchez que muestre empatía con los líderes independentistas condenados "ante el sufrimiento y la crueldad de esta sentencia los años de prisión que comporta". "Solo con su libertad volveremos a una situación de normalidad democrática", dicho en una declaración institucional.

Como alcaldesa, la líder de los comunes se ha comprometido a trabajar "por la libertad de los presos y presas políticos", "el diálogo político" y "las soluciones democráticas al conflicto en la relación entre Cataluña y España".

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha comparecido horas después de conocerse la sentencia desde Bruselas y ha asegurado que esta resolución judicial confirma una estrategia de "represión" y "venganza". "La sentencia del Tribunal Supremo contra miembros del Gobierno, el Parlamento y las entidades sociales más importantes de Cataluña confirma la estrategia de la represión y la venganza contra todos los ciudadanos y ciudadanas que han buscado la vía de la democracia para hacer posible su voluntad", ha dicho.

Por otro lado, Fútbol Club Barcelona ha lanzado un comunicado mostrándose en contra de la sentencia y asegurando que "la prisión no es la solución". "La resolución que vive Cataluña pasa, exclusivamente, por el diálogo político".

 

La Comisión Europea no se ha pronunciado sobre la sentencia, pero ha reiterado su respeto a las decisiones judiciales españolas. "Respetamos las decisiones del poder judicial español y no nos corresponde a nosotros adoptar una posición sobre estas cuestiones", ha dicho en una rueda de prensa la portavoz del ejecutivo comunitario, Mina Andreeva.