La Mesa del Senado suspende a Raül Romeva y deja a ERC sin grupo parlamentario

Política y conflictos

La Mesa del Senado suspende a Raül Romeva y deja a ERC sin grupo parlamentario
Foto: Emilio Naranjo

La Mesa del Senado ha acordado este miércoles suspender al senador de ERC Raül Romeva en sus derechos y deberes parlamentarios en aplicación del artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que prevé esta medida para aquellos cargos públicos procesados por rebelión y en prisión preventiva.

Esta suspensión ha dejado a ERC sin grupo parlamentario propio en la Cámara Alta, si bien dispondrá de un plazo extraordinario de cinco días para recomponerlo y cumplir así con los requisitos del Reglamento. La decisión, anunciada por la vicepresidenta primera de la Cámara Alta, Cristina Narbona, ha sido acordada por seis de los siete miembros de la Mesa (cuatro del PSOE y dos del PP) y con la oposición del único representante que el PNV tiene en este órgano.

Romeva ha sido suspendido en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim), que prevé esta medida para aquellos cargos públicos procesados por rebelión y en prisión provisional, como es su caso y el de los cuatro diputados catalanes también suspendidos la semana pasada por la Mesa del Congreso.

La decisión supone que ERC no llega al umbral mínimo de 10 senadores requerido para formar grupo parlamentario propio, ya que aunque tiene 13 senadores había cedido cuatro a Junts per Catalunya (JxCat) para que a su vez pudiera formar grupo parlamentario, además ayudado por Coalición Canaria y la Agrupación Socialista Gomera (ASG). ERC conseguía en principio llegar a los diez senadores requeridos por el Reglamento al sumar a sus nueve parlamentarios restantes el senador de EH-Bildu Gorka Elejabarrieta, pero con la suspensión de Romeva ahora no cumple con esta exigencia y vuelve a quedar en nueve.

Cristina Narbona ha explicado que la Mesa ha acordado dar un nuevo plazo a ERC para recomponer su grupo porque cuando el lunes comunicó su configuración «no podía ser conocedora de la circunstancia que hoy ha llevado a la suspensión» de Romeva y por lo tanto es «razonable» otorgarle el plazo de cinco días para hacer su nueva propuesta.

La portavoz de ERC, Mirella Cortès, ha dejado claro que su grupo no tiene que subsanar «ningún error» porque no lo ha cometido al conformar su grupo, a su entender cumpliendo el Reglamento, por lo que ha considerado que quien ha cometido el «error» ha sido la Mesa al suspender a Raül Romeva, en línea con la «represión» que a su juicio se sigue practicando contra Cataluña.