La OMS pide que también se hagan pruebas a los casos leves de coronavirus

Lifestyle

La OMS pide que también se hagan pruebas a los casos leves de coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho este lunes que todos los casos sospechosos de coronavirus, incluidos aquellos que presentan síntomas leves, deben ser sometidos a pruebas de diagnóstico para que aquellos que den positivo sean aislados y romper así la cadena de contagio.

«Hemos visto la aplicación de medidas como el distanciamiento social, con el cierre de escuelas y la cancelación de eventos y reuniones, pero no hemos visto un aumento urgente en las pruebas, el aislamiento y el rastreo de contactos», ha explicado con preocupación el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El distanciamiento social puede ayudar a reducir la transmisión y a que los sistemas de salud aguanten, y lavarse las manos o toser en el brazo reduce el riesgo para uno mismo y para los demás, pero por si solas no son suficientes para extinguir esta epidemia, según el responsable de la OMS.

Ha explicado que es la combinación de todas esas normas lo que puede cambiar las cosas y que romper la cadena de contagios es la única forma de vencer esta pandemia. Esto solo es posible si se hacen las pruebas de diagnóstico y se aisla cada caso.

Para ello, hay que saber exactamente quiénes están contaminados y son susceptibles de transmitir el coronavirus, lo que puede conseguirse encontrando a todas las personas que tuvieron un contacto cercano con el caso positivo hasta dos días antes de presentar síntomas. Esos individuos también deben ser sometidos a la prueba y, de dar positivo, deben quedar aisladas preferiblemente en un hospital, según la recomendación de la OMS.

No obstante, en todos los países, incluso en los más desarrollados, la capacidad de camas en el sistema hospitalario es limitada, por lo que hay que dar prioridad a los ancianos y personas con enfermedades crónicas. Tedros recordó que una opción que han elegido algunos países es enviar a los casos menos graves a estadios o gimnasios acondicionados para recibirlos.

Los que se quedan para pasar la enfermedad en sus casas ponen en riesgo a otros miembros de su familia, por lo que la OMS dijo que se deben seguir atentamente sus recomendaciones sobre cómo y por quién deben ser cuidados.

En todos los casos deben ser personas con buena salud, deben lavarse cuidadosamente las manos tras entrar en contacto con el paciente y ambos deben usar mascarilla.

La persona con coronavirus debe dormir en un cuarto separado del resto y usar a ser posible un baño distinto y, además, cualquier visita debe evitarse.

¿Por qué estas medidas?

Los casos no detectados de coronavirus, muchos de ellos con síntomas leves, fueron los grandes responsables de la rápida propagación de COVID-19 en China, según un estudio publicado este lunes por la revista estadounidense Science.

Un modelo matemático diseñado por científicos estadounidenses, ingleses y chinos simuaó las dinámicas espaciales-temporales de los contagios en 375 ciudades chinas y permitió dividir los casos de coronavirus en dos tipos: los de enfermos documentados con síntomas graves y los de personas infectadas que aún no se habían detectado.

Para calcular la expansión de COVID-19 por las urbes chinas los investigadores se fijaron en los desplazamientos diarios de una ciudad a otra y tuvieron en cuenta un factor multiplicador, que fue la festividad de la primavera en el país, donde suele haber altas tasas de movilidad.

En estas estimaciones, los científicos emplearon los datos sobre traslados en China en 2018 durante esa festividad (del 1 de febrero al 12 de marzo de 2018) del Tencent, un conglomerado trasnacional chino que ofrece servicios de inteligencia artificial y tecnología relacionada con internet, y los compararon con las estadísticas oficiales. Luego cruzaron esos datos con los de las infecciones en 2020.

A través del modelo matemático los expertos encontraron que una gran proporción de infecciones por COVID-19 no se había detectado antes de que las autoridades chinas aplicaran restricciones a los viajes: de hecho, el 86 % de los contagios no se había documentado antes de la cuarentena impuesta a Wuhan, foco original del brote.

Por individuo, esas infecciones no detectadas fueron un 52% tan contagiosas que las documentadas, y fueron el origen de dos tercios de los contagios declarados.

Los investigadores han establecido que los esfuerzos de los Gobiernos y la concienciación de los ciudadanos han reducido la tasa de expansión del virus en China, especialmente tras las restricciones a los viajes y las medidas de control, que han ralentizado la propagación.

«La explosión de los casos de COVID-19 fue motivada en gran medida por individuos con ningún síntoma o con síntomas leves o limitados, que no fueron detectados», indicó uno de los autores del estudio, Jeffrey Shaman, de la Escuela Mailman de la Universidad de Columbia.

«Dependiendo de su carácter contagioso y los números, los casos no detectados pueden exponer a una mayor proporción de la población al virus de lo que ocurriría de otra manera -siguió-. Encontramos respecto al COVID-19 en China que estos individuos infectados no detectados fueron numerosos y contagiosos». En ese sentido, advirtió de que «estas transmisiones continuarán presentando un gran desafío para evitar que el brote siga».

Los científicos destacaron que, pese a la reducción de la fuerza de la infección por el aumento de la concienciación, las medidas de protección personales y las restricciones a los viajes, aún no está claro si esta disminución será suficiente para detener su expansión. «Si el nuevo coronavirus sigue el patrón de la gripe pandémica H1N1 de 2009, se propagará globalmente y se convertirá en el quinto coronavirus endémico dentro de la población humana», dijo Shaman.