The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Africa

La población de rinocerontes negros se recupera

The Objective
Última actualización: 20 Mar 2020, 12:08 pm CEST
Foto: Petr David Josek | AP

El número de rinocerontes negros africanos ha aumentado en cientos, un impulso poco frecuente en la conservación de una especie que casi se extingue por caza furtiva.

Los rinocerontes negros todavía están en grave peligro, pero el pequeño aumento, una tasa anual del 2,5% durante seis años, ha aumentado la población de 4.845 en 2012 a 5.630 en 2018, lo que da la esperanza de que los esfuerzos realizados para salvar a la especie estén dando sus frutos.

Los minuciosos intentos de salvarlo han incluido desde trasladarlos a nuevas ubicaciones, aumentar el rango de la especie y garantizar poblaciones reproductivas viables.

"La lenta recuperación es un testimonio de los inmensos esfuerzos realizados en los países y un poderoso recordatorio de que la conservación funciona", ha dicho Grethel Aguilar, directora general interina de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“Pero no hay lugar para la complacencia, ya que la caza furtiva y el comercio ilegal siguen siendo amenazas graves. Es esencial que continúen las medidas contra la caza furtiva y la gestión intensiva y proactiva de la población, con el apoyo de actores nacionales e internacionales ", ha afirmado Aguilar.

Los rinocerontes blancos son más numerosos en África, pero la UICN los clasifica como amenazados. La perspectiva para ellos ha empeorado en los últimos años, impulsada por los altos niveles de caza furtiva en el parque nacional Kruger de Sudáfrica. Los rinocerontes blancos tienen cuernos más grandes que los negros, lo que los hace más atractivos para los cazadores furtivos, y son más fáciles de encontrar ya que prefieren hábitats más abiertos.

Aunque el número de rinocerontes blancos creció entre 2007 y 2012, los números de la subespecie de rinoceronte blanco del sur disminuyeron un 15% durante ese período, de 21.300 a 18.000.

Los niveles de caza furtiva parecen haber disminuido nuevamente en los últimos años, por debajo de un pico en 2015 cuando un promedio de 3.7 rinocerontes fueron asesinados cada día. Las estimaciones para 2019 sugieren que la caza furtiva ha disminuido aún más, debido a que los gobiernos toman medidas más fuertes contra las pandillas del crimen organizado detrás de la caza furtiva.

Los impactos de la crisis del coronavirus también preocupan a los expertos, ya que el descenso del turismo reducirá los recursos para la conservación. "Es probable que el impacto de Covid-19 en el turismo mundial tenga impactos negativos significativos en las operaciones comerciales privadas de vida silvestre y en los parques nacionales estatales y las reservas de caza que conservan el rinoceronte", ha dicho Aguilar. "Aquellos en el campo que pagan por todo el trabajo de conservación en el terreno pueden necesitar más apoyo financiero para que puedan mantener los esfuerzos actuales a pesar del virus".