The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Nueva Zelanda

La Policía de Nueva Zelanda abre una investigación por las muertes tras la erupción del volcán

Redacción TO
Foto: Mark Baker | AP

La Policía de Nueva Zelanda ha anunciado que abrirá una investigación para determinar las responsabilidades en las muertes causadas por la erupción del volcán Whakaari, en una isla turística deshabitada en el noreste del país.

Al menos cinco personas han fallecido y ocho permanecen desaparecidas tras la erupción, aunque hay escasas posibilidades de encontrarlas con vida, según ha explicado el subcomisario John Tims en una rueda de prensa. Además, 31 personas permanecen ingresadas en varios hospitales del país, alrededor de 20 con un pronóstico grave.

"Es posible que no todos los pacientes sobrevivan", ha dicho el portavoz del Ministerio de Salud, Pete Watson, en la misma rueda de prensa, en la que ha informado de que 27 de los ingresados tienen quemaduras en más del 30% de su cuerpo.

Entre los sujetos que investigará la Policía están los operadores turísticos que organizan excursiones a la isla, que pertenece desde 1952 a una fundación privada en calidad de reserva natural. “Se analizará si hay un responsable penal por las muertes”, ha dicho Tims.

Las autoridades se centran este martes en estudiar junto a expertos geólogos cómo volver a acceder a la isla para recuperar los cadáveres de las ocho personas que permanecen desaparecidas. "No podemos decir al 100% que todos estén muertos, pero hay fuertes indicios de que no queda nadie en la isla con vida", ha lamentado Tims.

Las condiciones meteorológicas han impedido a los equipos de rescate acceder a la isla, en la que se prevé una erupción moderada del volcán en las próximas 24 horas.

Las autoridades neozelandesas han establecido un perímetro de seguridad y la cancelación inmediata de todas las excursiones, incluidas las de los barcos turísticos, alrededor de la isla, visitada cada año por unas 10.000 personas.

Entre 47 afectados se encuentran turistas de varias nacionalidades: 24 australianos, nueve estadounidenses, cinco neozelandeses, cuatro alemanes, dos británicos, dos chinos y un malasio.