La startup de búsqueda de piso Badi capta 26 millones del fondo Goodwater y comienza a monetizar

Economía y capital

La startup de búsqueda de piso Badi capta 26 millones del fondo Goodwater y comienza a monetizar
Foto: Badi

La startup catalana Badi, especializada en el alquiler de habitaciones y búsqueda de compañeros de piso, ha cerrado una ronda de financiación de 26 millones de euros y va a comenzar a monetizar su actividad. La operación ha sido liderada por el fondo de inversión estadounidense Goodwater Capital, inversor de Spotify, Twitter y Facebook.

En total, Badi ha captado 45 millones de dólares (39 millones de euros) desde su fundación, según Efe. Además, esta nueva ronda ha contado con la participación de Target Global, que cuenta entre su portfolio con empresas como Delivery Hero y Blue Apron, junto con Mangrove Capital y Spark Capital, que han reinvertido en la startup catalana.

El CEO y fundador de Badi, Carlos Pierre, ha destacado que actualmente “hay gran oportunidad para hacer más eficiente el mercado del alquiler. Se prevé que para el 2050, la población total que viva en las ciudades aumente del 54% al 66% y es probable que no haya suficientes viviendas para las personas que desean vivir en el centro de las ciudades. Esto conlleva a un aumento de la vivienda, aquí es donde entra Badi”.

El cofundador y socio directivo de Goodwater Capital, Chi-Hua Chien, ha explicado que una de las principales las razones para invertir en Badi es que en las ciudades hay cada vez menos “viviendas disponibles y los precios de alquiler están a la alza».

Crecimiento desde 2017

La empresa está presente en Madrid, Barcelona, Londres, París y Roma desde su creación en 2017. El objetivo es que los nuevos recursos de esta ronda de financiación se utilicen para abordar Berlín en 2019 y se estudie aterrizar en otras capitales europeas.

En España, Badi ha conseguido consolidarse por el constante aumento de precios en el mercado de alquiler, que ha crecido un 130% los últimos 10 años y representa el 23% de toda la industria inmobiliaria, según Efe.

Durante 2018, Londres ha sido una de las ciudades donde la compañía ha focalizado su interés, en gran parte, debido a que es una de las ciudades más caras de Europa en cuanto a alquileres. En París los alquileres privados representan el 23% del mercado, el 21% en Roma y el 40% en Berlín.

Además, Badi —que hasta ahora no monetizaba la aplicación porque se estaba centrando en hacerla crecer— va a lanzar un sistema de reservas en su portal que le permita obtener ingresos. De esta forma, cobrará una comisión tanto al inquilino como al propietario del piso por cada transacción de alquiler. La startup planea duplicar la plantilla en su oficina central de Barcelona este año, según Kippel01.

La aplicación, conocida como el Tinder de los compañeros de pisos, utiliza un sistema de inteligencia artificial para ayudar en el proceso de emparejamiento de compañeros de piso. Así aprenden de los usuarios de su plataforma a medida que coinciden y aceptan convertirse en compañeros, y luego envian «conocimientos de compatibilidad» para seguir mejorando sus recomendaciones.