La Unión Europea recauda 7.400 millones de euros para luchar contra el coronavirus

Sociedad

La Unión Europea recauda 7.400 millones de euros para luchar contra el coronavirus
Foto: Carlos Barba

La conferencia internacional de donantes organizada este lunes por la Unión Europea para el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico, tratamientos y una vacuna universal contra el coronavirus ha logrado recaudar 7.400 millones de euros para luchar contra la pandemia.

Aproximadamente la mitad del dinero recaudado se empleará en el desarrollo de una vacuna y el resto se repartirá entre la investigación de nuevas medicinas y el desarrollo de test. Japón ha aportado más que cualquier país europeo, de los cuales Alemania ha estado a la cabeza, con una suma aportada de 525 millones de euros. Estados Unidos no ha participado y China no ha especificado la cantidad aportada.

La Comisión Europea ha aportado 1.400 millones de euros, la mayor suma. Japón, 760 millones de euros; Alemania, 525 millones; Francia, 500; Italia, 150; España, 125 y Portugal 10 millones, mientras que Israel ha destinado 60 millones de euros, la Fundación Bill & Melinda Gates, 91, y Kuwait otros tantos, entre otras contribuciones.

«Ninguno de nosotros estará a salvo hasta que todos nosotros estemos a salvo», ha resumido el secretario general de la ONU, António Guterres, quien ha alertado también de que los 7.500 millones iniciales servirán para impulsar el desarrollo médico necesario, pero para llegar a todo el planeta «harán falta cinco veces más».

Además de los mandatarios de países, la campaña se nutre también de celebridades para movilizar a la opinión pública, como el entrenador de fútbol portugués José Mourinho o la cantante estadounidense Madonna, quien aportará 1 millón de dólares.

El reto ante el que nos encontramos es enorme, pues la vacuna más rápida desarrollada en la historia tardó 4 años en llegar desde los ensayos clínicos hasta recibir autorización sanitaria en 1967. Existen, sin embargo, elementos que dejan espacio a la esperanza, como la concentración mundial de recursos para desarmar al COVID-19y el hecho de que existen nuevas tecnologías, como la genética inversa o las fórmulas del ácido ribonucléico mensajero (ARNm), que copia el código genético del virus y no requiere cultivo ni fermentación.

Hay al menos 115 proyectos de vacunas en curso, la mayoría de ellos con financiación privada, además de otros ensayos para conseguir tratamientos efectivos y pruebas de diagnóstico rápidas y fiables.

Entre las iniciativas para dar con la vacuna hay algunas supuestamente más prometedoras, como la de la firma biotecnología CanSino Biologics, en colaboración con el Ejército de China, la estadounidense Moderna Therapeutics con la técnica ARNm o la farmacéutica francesa Sanofi, a partir de estudios previos contra el MERSR.