Las playas españolas se preparan para este verano atípico

Sociedad

Las playas españolas se preparan para este verano atípico
Foto: Lavandeira jr

Mientras que Barcelona abrirá sus playas unas horas desde el próximo viernes para hacer deporte, otras localidades costeras ya han empezado a prepararse para la nueva normalidad en la que viviremos este verano.

En Sanxenxo (Galicia) están parcelando las playas urbanas para que se respete la distancia social recomendada por los expertos. Lloret de Mar (Girona) dividirá sus principales playas en tres sectores: ancianos, familias y adultos sin niños

La playa de Silgar, la más popular de Sanxenxo, estará dividida en cinco sectores y contará con 780 cuadrículas de 3×3 metros, según ha explicado el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín. En función del número de personas que vayan juntas a la playa, se podrá ampliar hasta cuatro parcelas juntas. Cada parcela, además, estará separada metro y medio de las demás. El aforo del arenal se reducirá un 50% respecto a años anteriores.

Esta nueva ordenación de la playa reservará dos franjas longitudinales, una entre el mar y las primeras parcelas, que será una zona de paseo y juegos para niños; y otra en la parte trasera, pegada al muro del paseo, reservada para baños y los módulos de salvamento.

Sanxenxo dividirá sus playas en cuadrículas para asegurar la distancia social 1

Foto: Sxenick | EFE

En Lloret de Mar habrá controles para acceder a cada uno de los tres sectores, mientras que el resto de línea de costa tendrá limitado también el aforo, pero sin que se establezca esa separación por grupos.

En el sector de ancianos, los usuarios serán parejas o personas individuales, que dispondrán de una doble pasarela para facilitar la movilidad y un servicio de baño asistido que requerirá de reserva previa.

El de familias prestará especial atención al distanciamiento físico tanto en la arena como en el agua y en ambos espacios habrá equipos de vigilancia.

El sector de adultos impide el acceso de niños y permitirá la presencia de grupos de amigos y, en todos los casos, las duchas y servicios públicos sólo abrirán si se puede garantizar la ausencia de riesgo de contagio.

El CSIC no ve probable que el coronavirus se contagie por el agua

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) considera que es «muy poco probable» contagiarse de coronavirus por estar en contacto con el agua durante las actividades recreativas habituales en las piscinas o playas.

Este organismo ha incidido en que la principal vía de transmisión –también en la playa, en los ríos, las piscinas o los lagos– son las secreciones respiratorias que se generan con la tos, los estornudos, y el contacto de persona a persona, por lo que las recomendaciones que se deben atender en esos sitios son las mismas que en otros lugares.