El CGPJ avala a Delgado como fiscal general del Estado tras un aséptico informe de Lesmes

General

El CGPJ avala a Delgado como fiscal general del Estado tras un aséptico informe de Lesmes

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha avalado este jueves el nombramiento de la exministra de Justicia Dolores Delgado como fiscal general del Estado con 12 votos a favor y siete en contra. Tras poco más de una hora de reunión, el pleno se ha limitado a constatar en su informe que Delgado cumple los requisitos que exige la ley para el cargo -15 años de ejercicio profesional como jurista de prestigio-, sin mencionar palabras habituales en estos dictámenes, como méritos ni idoneidad del candidato.

En la aprobación del nombramiento ha habido un voto particular discrepante al que se adhieren varios vocales y varios votos concurrentes, es decir, que están de acuerdo con el aval, pero plantean discrepancias en la forma.

Esta decisión ha llegado después de que el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, haya hecho una propuesta sobre el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado sin incluir términos como “mérito” o “idoneidad”.

La aséptica propuesta de Lesmes para facilitar que Delgado reciba el aval del pleno establece que “a la vista de la documentación recibida, cabe concluir que se cumplen en la candidata referida los criterios exigidos por la legislación invocada”.

El pleno del órgano de gobierno de los jueces se reúne este jueves para pronunciarse sobre el nombramiento de Delgado en una reunión que se prevé polémica tras las críticas que ha generado la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de elegir a la que hasta esta semana era ministra de Justicia como máxima responsable de la Fiscalía.

Para que se logre un consenso más amplio en el visto bueno a la candidatura de Delgado en un órgano de mayoría conservadora, Lesmes ha dejado fuera términos como “idoneidad” y “méritos”, unas alusiones que sí incluyó el consejo en nombramientos recientes como los de María José Segarra, Julián Sánchez Melgar y José Manuel Maza.

En esos casos, el texto aprobado por el CGPJ determinaba que el candidato o candidata «reúne los méritos y requisitos exigidos para ser nombrado en el expresado cargo». Ni en el caso de Sánchez Melgar ni en el de su antecesor Maza hubo unanimidad entre los vocales, pero en ningún caso fueron tan cuestionados desde la carrera fiscal y judicial ni desde los partidos de la oposición como ocurre con Delgado.

El informe de idoneidad del CGPJ es preceptivo, pero no es vinculante, y, en principio, debe centrarse en si la candidata cumple las exigencias del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal: ser un jurista español de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión.