The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

México

López Obrador tiende la mano a Trump pero avisa de que los "compromisos se cumplen"

Última actualización: 9 Jun 2019, 8:51 am CEST
Foto: Eduardo Verdugo | AP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha celebrado el acuerdo alcanzado con Estados Unidos que evitará la imposición de aranceles a los productos mexicanos y ha tendido la mano a Donald Trump, pero le ha avisado de que «los compromisos se cumplen».

López Obrador ha presidido en la ciudad fronteriza de Tijuana el «acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos», que se ha desarrollado con un tono mucho más conciliador del esperado después de que ambos gobiernos cerraran un pacto de última hora.

«No levanto un puño cerrado, sino una mano abierta y franca. Reiteramos la disposición a la amistad, el diálogo y la colaboración», ha dicho arropado por destacados miembros del Ejecutivo, la práctica totalidad de los 32 gobernadores del país y representantes del Congreso mexicano.

El líder izquierdista ha celebrado que la víspera «se impuso la política sobre la confrontación» y ha destacado que por parte de su homólogo estadounidense «hubo voluntad para buscar una salida negociada al conflicto».

Pero, a su vez, ha avisado de que «los compromisos se cumplen» y, si bien México reforzará su frontera con Guatemala, el Gobierno estadounidense deberá respetar los derechos humanos de los migrantes y apoyar un plan de desarrollo para Centroamérica.

Además, el también líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se ha mostrado firme al rechazar que en un futuro se pueda represaliar a México con aranceles.

Aranceles como castigo por los migrantes

Trump había amenazado en imponer aranceles a todos los productos mexicanos a partir del próximo lunes al considerar que México no hacía lo suficiente para frenar los flujos migratorios que cruzan su territorio con destino a Estados Unidos.

Alrededor de 900.000 mexicanos habrían podido perder sus puestos de trabajo a causa de las consecuencias de los aranceles.

En el acuerdo, México se comprometió a desplegar a 6.000 elementos de la Guardia Nacional para controlar su frontera con Guatemala y a acoger a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos mientras se resuelve su solicitud.

En ese sentido, López Obrador ha anunciado que la próxima semana su Gobierno comenzará a brindar «ayuda humanitaria» para estas personas, además de facilidades de empleo, salud y educación.

Además, ha reivindicado su plan para desarrollar económicamente Guatemala, Honduras y El Salvador para erradicar la migración forzada y con el que Washington se ha comprometido.

El líder mexicano ha recordado que 43.000 niños migrantes viajan solos para alcanzar Estados Unidos, por lo que este fenómeno no se puede atender con «medidas coercitivas».

Los opositores Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) rechazaron este evento y arremetieron contra el acuerdo por considerar que el Gobierno mexicano se rindió ante la exigencia de militarizar la frontera cn Guatemala.