Los científicos siguen presionando: «Es mucho más probable que el coronavirus se inhale a través de aerosoles»

Sociedad

Los científicos siguen presionando: «Es mucho más probable que el coronavirus se inhale a través de aerosoles»
Foto: Andrew Medichini| AP Images

A la OMS le costó admitirlo. Fernando Simón continúa sin hacerlo –asegura que no hay «evidencia sólida»–. La comunidad científica continúa presionando, esta vez a través de una carta publicada en la revista Science: «Es mucho más probable que el virus se inhale a través de aerosoles que de gotas, así que debemos centrar la atención en protegernos de la transmisión aérea», concluye un grupo de científicos de la Universidad de California en San Diego. Se puede decir más alto, pero no más claro.

Lo más importante: los científicos instan a las autoridades sanitarias a actuar en consecuencia. Las mascarillas y la distancia social no son suficientes, «es importante que informen sobre la importancia de mover las actividades al aire libre, ventilar y filtrar el aire de los espacios cerrados adecuadamente y mejorar la protección de los trabajadores de riesgo», concluyen.  

El virus puede transmitirse por ‘gotitas’ –en un principio considerada la principal forma de transmisión– o por aerosoles. Las primeras, una vez que el enfermo las expulsa, pueden acabar en la boca, nariz o ojos de otra persona y contagiarle. También pueden depositarse en superficies que luego otra persona toque. Sin embargo, estas gotas permanecen poco tiempo en el aire, no llegan lejos y, por eso, las mascarillas y la distancia de seguridad son medidas efectivas contra ellas.

Los aerosoles, sin embargo, pueden permanecer suspendidos en el aire de segundos a horas, como el humo, y pueden inhalarse. Su concentración es alta alrededor de una persona infectada, por lo que es fácil que infecten a quienes estén a su alrededor. Además, pueden viajar hasta dos metros por el aire y acumularse en interiores mal ventilados.

El mensaje es claro y apremiante: «Hay una necesidad urgente de armonizar el discurso en cuanto a las formas de transmisión del virus para asegurar que las estrategias de control de la propagación son efectivas y orientar a los ciudadanos de manera coherente».