Los taxistas realizan una marcha lenta por Madrid en su quinto día de huelga

Mundo ethos

Los taxistas realizan una marcha lenta por Madrid en su quinto día de huelga
Foto: J.P.GANDUL

Quinto día de la huelga indefinida de taxis en Madrid. Este viernes, la jornada de protesta para que el gobierno regional regule de forma efectiva los vehículos con conductor (VTC) ha arrancado con una marcha lenta que se ha iniciado en la entrada del cementerio de la Almudena de la capital y que acabará en los alrededores de Ifema, donde se celebra Fitur.

Desde el camposanto, un centenar de taxistas ha comenzado una marcha lenta por la ciudad que ya provoca importantes problemas de movilidad en el centro de la capital. Los taxistas tienen previsto dirigirse a las sedes de Partido Popular y Ciudadanos, donde pararían para pitar, y a la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, antes de regresar a Ifema.

Es precisamente allí, en Ifema, donde los taxistas tienen su campamento base desde hace cinco días, donde este viernes se espera la presencia de muchos dirigentes regionales dado que se celebra el día de la Comunidad de Madrid en la feria internacional de turismo (FITUR) , y donde al menos ocho taxistas han comenzado una huelga de hambre.

“La lucha continúa, no va a acabar, no vamos a perder más de lo que hemos perdido hasta ahora”, aseguró Fúnez, que pidió solidaridad para defender “al pueblo” de los “lobbies financieros”.

La marcha de este viernes llega apenas un día después de que la Policía Nacional arrestara a dos manifestantes, uno en las inmediaciones de Ifema y otro en Atocha, durante la cuarta jornada de huelga de los taxistas en Madrid, que se suman al detenido el miércoles. Además, 14 personas resultaron heridas leves durante los altercados en Ifema con los antidisturbios.

Este sábado, los taxistas congregados frente a Ifema tienen pevisto participar junto a sus familias en una “paellada” a la que invitarán a los “políticos que no son corruptos” y a la prensa, “que lleva tantos días pasándolas canutas” con la cobertura de la huelga., aseguró Fúnez, que con este gesto quiere demostrar que «son padres de familia y no terroristas”.