Un equipo de científicos descubre cómo reforzar las redes cerebrales de la memoria

Sociedad

Un equipo de científicos descubre cómo reforzar las redes cerebrales de la memoria
Foto: Rick Bowmer

Un equipo compuesto por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del Instituto de Neurociencia de la Universidad Miguel Hernández de Elche y de la Universidad de la Ciudad de Nueva York ha descubierto un mecanismo que refuerza las redes cerebrales de la memoria. El estudio, que parte de la idea de que la asimilación de información es el resultado de la interacción de distintas redes del cerebro, ha sido publicado este lunes en la revista especializada Nature Communications.

Por un lado, el científico Hernán Makse, del Instituto Levich de Física de la Universidad de Nueva York, y su equipo, han contribuido con sus investigaciones de vanguardia en el análisis de redes complejas. Por su parte, el grupo del investigador alicantino Santiago Canals, en cuyo laboratorio se ha desarrollado el estudio, ha aportado su experiencia también pionera en la observación de las redes de memoria.

Juntos han conseguido localizar en ratones ciertos grupos de neuronas que resultan fundamentales para la consolidación de la memoria, según han informado fuentes de la Universidad. Los resultados tienen importantes implicaciones prácticas. Son aplicables de cara a tratar patologías del cerebro basadas en la conectividad funcional —adicción a sustancias de abuso, esquizofrenia o depresión— y podrían permitir, por ejemplo, diseñar protocolos de intervención dirigidos a nodos críticos del cerebro para manipular su actividad, buscando reforzar conexiones entre redes neuronales cerebrales para reforzar la memoria.

Hasta ahora, la atención en este campo de investigación científica se ha centrado en los hubs, un tipo de nodos cerebrales. En cambio, para la realización de este estudio los científicos han puesto el foco en otro tipo de nodos ubicados en el núcleo accumbens y que, por su posición estratégica en las redes cerebrales, resultan «críticos» para favorecer la formación de recuerdos, aunque no reciban tantas conexiones como los hubs. La inactivación farmacogenética de este núcleo elimina la formación de la red de memoria, mientras que las inactivaciones de otras áreas del cerebro dejan la red intacta. Este descubrimiento «ha sido una sorpresa» para Canals, quien ha asegurado que ahora resultará más sencilla «la consolidación a largo plazo de las memorias», informa Efe.