Meghan Markle pierde la primera batalla legal contra el tabloide 'Mail on Sunday'

General

Meghan Markle pierde la primera batalla legal contra el tabloide 'Mail on Sunday'
Foto: TOBY MELVILLE| Reuters

El grupo editor del tabloide británico Mail on Sunday ha ganado este viernes la primera batalla legal por la querella que Meghan Markle interpuso por haber publicado, sin su consentimiento, fragmentos de una carta privada que envió a su padre, Thomas Markle.

La actriz estadounidense que, junto a su marido el príncipe Harry, dejó de representar a la monarquía británica a finales de marzo y que ya anunció que dejaría de colaborar con varios tabloides, ha anunciado que si gana el caso contra el grupo editor Associated Newspapers, cualquier compensación que pueda recibir si gana el caso será donada a una organización benéfica contra el acoso escolar.

Markle demandó a Associated Newspapers por la publicación de cinco artículos, dos en el Mail on Sunday y tres en MailOnline, en febrero de 2019. Las piezas reproducían extractos de una carta que escribió a mano y envió a su padre en agosto de 2018, cinco meses después de contraer matrimonio con el nieto de Isabel II, un enlace al que Thomas Markle no acudió.

En el fallo publicado este viernes, el juez del Tribunal Superior Mark Warby rechaza partes de la demanda en que la duquesa de Sussex acusa al grupo editor de haber actuado «deshonestamente» al omitir ciertas partes de la misiva dirigida a su progenitor. El juez rechaza las acusaciones de que la publicación de los textos «originó» problemas entre Meghan y su padre, y el hecho de que el grupo tenía una «agenda» para publicar historias ofensivas sobre ella.

El magistrado Warby dice que estas acusaciones no deberían formar parte del caso en esta etapa, porque eran «irrelevantes» para la demanda interpuesta por Meghan Markle por uso indebido de información privada, infracción de los derechos de autor e incumplimiento de la Ley de Protección de Datos.

Precisa, sin embargo, que los argumentos en cuestión podrían revisarse en un estadio posterior del proceso (si se asientan sobre una base legal adecuada), ya que esta solo era una vista previa del juicio, para el que todavía no se ha fijado una fecha.

Associated Newspapers, por su parte, niega por completo las acusaciones, particularmente la afirmación de que la misiva fuese editada para cambiar su significado.