The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

México

Al menos 3.000 migrantes entran en México tras ser atacados en Guatemala

Redacción TO
Foto: Luis Villalobos | EFE

Al menos 3.000 migrantes centroamericanos han entrado este lunes en México para huir de las agresiones que han sufrido en Tecún Umán, Guatemala por cerca de 500 guatemaltecos armados con palos y piedras.

Los guatemaltecos han expresado su repudio a los migrantes y los han acusado de ser responsables de las alteraciones a la paz, de supuestos robos y presuntos escándalos nocturnos que afectan la tranquilidad de los habitantes de esta ciudad guatemalteca.

Los 3.000 centroamericanos pasaron la noche en la plaza central de Tecún Umán a la espera de que llegara su turno para recibir atención por parte de las autoridades migratorias de México. Ante los enfrentamientos, algunos de ellos optaron por cruzar el puente doctor Rodolfo Robles hacía México. Los presuntos agresores se quedaron a las puertas del puente y desde ahí se dedicaron a lanzar piedras para terminar de ahuyentarlos con dirección a territorio mexicano.

El personal del Instituto Nacional de Migración de México ha pedido a estos migrantes, salvadoreños y hondureños principalmente, resguardarse en las instalaciones mexicanas y alejarse del puente fronterizo de Ciudad Hidalgo con Tecún Umán.

Ahora, los migrantes se encuentran en las instalaciones migratorias de México y la atención transcurre de una manera normal, sin que las autoridades mexicanas se hayan pronunciado sobre la situación de manera oficial. Los centroamericanos están a la espera de recibir una tarjeta de visitante humanitaria que les permitirá permanecer durante un año en territorio mexicano, informa efe.

Al menos 10.000 migrantes centroamericanos se encuentran en estos momentos acampando a orillas del río Suchiate y en albergues de Ciudad Hidalgo habilitados por las autoridades mexicanas. Centenares de migrantes que ya cruzaron hace días a México se encuentran dispersos en grupos en los estados mexicanos de Veracruz y de Puebla, mientras que los más adelantados han comenzado a llegar a Tijuana, en la frontera de México con Estados Unidos.