Muere el senador republicano John McCain a los 81 años

Política y conflictos

Muere el senador republicano John McCain a los 81 años
Foto: ROBYN BECK

El senador republicano John McCain, considerado un héroe de guerra y excandidato a la Casa Blanca en 2008, ha muerto a los 81 años por un cáncer cerebral del que había sido diagnosticado el año pasado.

«El senador John Sidney McCain III murió a las 4:28 pm del 25 de agosto de 2018. A su muerte estuvieron junto al senador su esposa Cindy y su familia», ha informado su despacho en un comunicado, que ha agregado que «sirvió lealmente a Estados Unidos durante 60 años».

McCain fue un peso pesado dentro del Partido Republicano y ocupaba una banca en el Senado desde hacía tres décadas. Antes de ingresar a la Cámara alta, había ostentado un escaño en la Cámara de Representantes entre 1983 y 1987.

Expiloto de la Marina, McCain fue torturado durante los cinco años que estuvo preso durante la guerra de Vietnam.

«Ha sido un largo camino», escribió en sus memorias publicadas este año. «He conocido grandes pasiones, he visto increíbles maravillas, peleado en una guerra y he ayudado a forjar la paz. Hice un pequeño lugar para mi mismo en la historia de Estados Unidos y de mi tiempo», agregó.

«Fue una gran llama que quemaba luz, y nosotros vivíamos bajo su luz y su calor», ha dicho Meghan McCain, una de los siete hijos del fallecido senador.

Cerca de la entrada de su rancho en una zona rural de Sedona, Arizona, podía leerse un cartel con la leyenda: «Sen McCain, gracias por su servicio».

Una escolta policial acompañó el coche fúnebre que llevaba sus restos, mientras caían los últimos rayos de sol sobre la campiña que McCain tanto amaba, y los residentes de la zona se arrimaban con flores para honrar al difunto senador.

Reconocida lealtad 

Inmediatamente de anunciada su muerte, empezaron a surgir reacciones a la memoria de esta figura emblemática de la política estadounidense, criticado muchas veces tanto por sus correligionarios republicanos como por los demócratas, aunque su lealtad al país fue reconocida por todos.

«Todos estamos en deuda con él», dijo el expresidente Barack Obama, ante quien McCain perdió las elecciones de 2008.

«John y yo somos de diferentes generaciones, tenemos orígenes completamente diferentes, y nos hemos enfrentado al más alto nivel de la política», señaló el ex mandatario. «Pero compartimos, pese a nuestras diferencias, una fidelidad a algo más elevado, los ideales por los que varias generaciones de estadounidense y de inmigrantes lucharon y se sacrificaron», agregó.

El exmandatario demócrata Bill Clinton alabó a McCain por «frecuentemente poner el partidismo de lado», mientras el exvicepresidente Al Gore dijo que siempre admiró como el senador «trabajaba para encontrar un terreno común, sin impórtar cuán difícil fuera».

El presidente Donald Trump, que estaba en conflicto con McCain después de que el senador votara en contra de su ley para abrogar el plan de salud Obamacare, ha tuiteado:

«Mis condolencias y mis respetos más sinceros a la familia del senador McCain. Nuestros corazones y nuestras plegarias están con ustedes».

McCain era un republicano crítico del presidente Trump, a quien calificaba de «ingenuo», «egoísta» y acusaba de simpatizar con autócratas.

Después de la reciente cumbre de Trump con el presidente ruso, Vladimir Putin, McCain había descrito con mordacidad el comportamiento del mandatario como «una de las actuaciones más vergonzosas de un presidente estadounidense de la que se tenga la memoria».

Trump tampoco sentía aprecio por McCain, cuya foja militar de servicios denostaba: «No es un héroe de guerra, es un héroe de guerra solo porque fue capturado».