Muere Yvonne Blake, presidenta de Honor de la Academia de Cine, a los 78 años

Cultura

Muere Yvonne Blake, presidenta de Honor de la Academia de Cine, a los 78 años
Foto: Daniel Ochoa de Olza

Yvonne Blake, expresidenta de la Academia de Cine y que contaba con el cargo honorífico, ha muerto este martes a los 78 años, tal y como ha comunicado la institución. Su vida giró en torno a la industria cinematográfica, especialmente como diseñadora de vestuario. Su nombre aparece en los créditos de películas tan icónicas como Farenheit 451 (François Truffaut, 1966) o Remando al viento (Gonzalo Suárez, 1988) y su trabajo, mayoritariamente realizado en España pese a ser originalmente británica, se vio recompensado con cuatro premios Goya. También recibió el Oscar en 1971 por Nicolás y Alejandra –una cinta que reconoció que no le gustaba– y el Premio Nacional de Cinematografía en 2012 –siendo la primera mujer que, sin ser actriz, recibió el honor–.

Blake, que comenzó en el cine con solo 22 años, ocupó la presidencia en sustitución del actor Antonio Resines en julio de 2016. Sin embargo, en enero de este mismo año sufrió un ictus que la obligó a hacerse un lado. Actualmente, el presidente de la Academia es el director y teórico Mariano Barroso, que desde enero se encontraba como presidente en funciones.

La británica marcó ciertos hitos durante su corto periodo en la dirección de la institución. Creó en Madrid y México las sedes de la Federación Iberoamericana de Academia de Cine y revivió a Fundación de la Academia, cuya labor es reivindicar el valor artístico del cine español y desarrollar proyectos educativos a través del cine.

Su llegada a España fue fortuita, pero definitiva: en 1968 la contrataron para una producción en España, Talento por amor, y nadie hablaba inglés, salvo el ayudante de dirección, Gil Carretero. Él la invitó a una paella. Poco tiempo después se enamoraron y la historia de amor se tradujo en el nacimiento de su único hijo, que luego les dio dos nietos.