Multa de 260.000 euros a Endesa por irregularidades en contratos de luz y gas

Economía y capital

Multa de 260.000 euros a Endesa por irregularidades en contratos de luz y gas
Foto: Daniel Ochoa de Olza

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una sanción de 260.000 euros a la empresa energética Endesa por irregularidades en sus prácticas, informa la CNMC en un comunicado. Según el organismo de control, la empresa cometió 17 infracciones leves: 14 contrarias a la Ley del Sector Eléctrico y tres infracciones contra la Ley del Sector de Hidrocarburos al haber cometido irregularidades en la formalización de contratos de suministro de energía eléctrica y de gas natural. Por estas infracciones, la CNMC ha multado al a compañía con 170.000 euros y, además, la ha sancionado con otros 90.000 por haber cambiado a una persona de compañía sin su consentimiento, por lo que, en total, el castigo asciende a los 260.000 euros.

Durante su investigación, la CNMC comprobó que Endesa carecía de la documentación necesaria para acreditar la voluntad del consumidor de cambiar de compañía en 14 contratos de suministro eléctrico y, además, detectó esa práctica en otros tres contratos de suministro de gas natural. La Comisión entiende que estas 17 infracciones son de carácter leve. Además, la CNMC detectó otras tres infracciones leves después de recibir -a través de la Consejería de Economía, Industria, Comercio del Gobierno de Canarias- la denuncia de un consumidor que reclamaba que Endesa le había cambiado de compañía eléctrica sin su premiso en tres propiedades que previamente fueron de un familiar fallecido meses antes.

No es la primera vez que la CNMC impone castigos de este tipo a Endesa. La Comisión multó a la compañía a finales del pasado enero con 30.000 euros por incumplir los requisitos de contratación con los clientes y en diciembre con 120.000 euros por dar de alta a clientes sin contar con su consentimiento. Meses antes, en marzo de 2018, esta compañía también fue sancionada con 30.000 euros por una práctica similar.

Además, en un intento de minimizar la confusión del cliente a la hora de distinguir entre las diferentes empresas, la CNMC exigió el pasado septiembre a varias compañías energéticas a modificar su imagen de marca.