The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Egipto

Nuevo descubrimiento en Egipto de una gran tumba "intacta"

Redacción TO
Foto: Amr Nabil | AP

Una tumba de granito, intacta durante milenios, ha sido hallada por los arqueólogos que trabajan en la ciudad de Alejandría (Egipto). Los investigadores ya están organizando y preparando todas las herramientas necesarias para llevar a cabo la apertura de este sarcófago negro.

La sepultura, de dos metros de alto y tres de ancho, se ha convertido en la tumba más grande y sin ninguna alteración descubierta en esta ciudad hasta el momento. Junto a ella, se ha encontrado una cabeza de alabastro de considerables dimensiones que parece indicar la identidad de la persona que se encuentra en el interior del sarcófago.

 

Los arqueólogos han celebrado este hallazgo debido a la presencia de una capa de mortero entre el cuerpo y la tapa, que indica que su contenido ha permanecido intacto desde el entierro del sarcófago. Se estima que pertenece a la dinastía ptolemaica fundada por Ptolomeo I Sóter, general de Alejandro Magno, tras la muerte de este último en 323 a. C.

"Esperamos que esta tumba pertenezca a uno de los mandatarios más importantes de este periodo", ha señalado Ayman Ashmawy, director de los objetos antiguo Egipto en el Ministerio de antigüedades de Egipto, organismo gubernamental encargado de la investigación y conservación de la historia de este país.

"Es probable que la cabeza de alabastro sea de un noble de Alejandría. Cuando abramos el sarcófago, esperamos encontrar  en su interior objetos intactos que nos ayuden a identificar a la persona que se encuentran allí, así como su estatus social", ha añadido Ashmawy. No obstante, al ser la primera vez que abren esta tumba, se requiere realizar un trabajo previo exhaustivo. "Es peligroso abrirla directamente. Necesitamos prepararnos", ha manifestado.

Debido a que la tumba se encuentra a cinco metros de profundidad y su peso ronda las 30 toneladas –el alabastro solo pesa 15 toneladas–, Ashmawy ha apuntado que "es arriesgado trasladarla a un museo para abrirla allí".

En las próximas semanas, un grupo de ingenieros visitará el lugar para proporcionar un adecuado equipo de elevación así como de ayudas estructurales para poder quitar la tapa. Una vez hecho esto, los especialistas en momificación y restauración serán los encargados en asegurar que el contenido que se encuentra dentro del sarcófago, una vez expuesto, se siga conservando en buenas condiciones.