The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Perú

Ordenan detener al expresidente peruano Alejandro Toledo por los sobornos de Odebrecht

Redacción TO
Última actualización: 28 Nov 2018, 4:56 pm CEST
Foto: ENRIQUE CASTRO-MENDIVIL | Reuters

Un juez peruano ha dictado una orden de captura nacional e internacional contra el expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) y su posterior cárcel preventiva de 18 meses por supuestamente haber cobrado 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Toledo es la primera gran figura de la política peruana inculpada por el caso Odebrecht, cuyos responsables dicen haber pagado 29 millones de dólares a funcionarios de Perú entre 2005 y 2014.

El titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional peruana ha considerado fundada la petición de prisión preventiva solicitada por el fiscal anticorrupción Hamilton Castro, quien imputa al exmandatario los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos.

Según el fiscal, Odebrecht y Toledo acordaron el pago de 20 millones de dólares en favor del mandatario si lograba la licitación de la Carretera Interoceánica del Sur, que atraviesa el territorio peruano desde la costa del océano Pacífico hasta la frontera con Brasil. A cambio, Toledo se encargaría de que los plazos no se retrasaran y de que se pudieran modificar las cláusulas del contrato para impedir la competencia empresarial de la obra, adjudicada por 1.184 millones de dólares, y con un coste final de 2.346 millones de dólares, según el Tribunal de Cuentas.

Toledo se encuentra actualmente fuera de Perú, y según apuntan varios medios estuvo el pasado fin de semana en París, aunque su residencia habitual la tiene en Estados Unidos, donde trabaja como investigador en la Universidad de Stanford. Esa circunstancia ha sido uno de los motivos que ha esgrimido el magistrado para ordenar el ingreso en prisión de Toledo una vez que pueda ser detenido, mientras que otras razones han sido la complejidad del caso y la gravedad de los delitos imputados, con penas de al menos cuatro años de prisión.