Oxford acoge la mayor exposición sobre Tolkien en décadas

Cultura

Oxford acoge la mayor exposición sobre Tolkien en décadas
Foto: Daniel Leal-Olivas

La Universidad británica de Oxford inaugura este viernes una gran exposición dedicada al escritor de El señor de los anillos, J. R. R. Tolkien, que incluye objetos de varios países nunca antes exhibidos. «Tolkien, el creador de la Tierra Media», que se podrá ver en las bibliotecas Bodleian, presenta manuscritos, obras de arte, mapas, cartas y objetos, en la que es la mayor exposición en décadas consagrada al idolatrado autor británico, cuyos libros se transformaron en películas de gran éxito.

Algunos de los objetos vuelven a Oxford, donde Tolkien vivió muchos años, por primera vez desde la muerte del autor en esta ciudad inglesa en 1973. «Lo que queríamos mostrar es el trabajo original de Tolkien, desproveerlo de las interpretaciones ahí donde empezó», ha dicho a AFP la comisaria de la exposición, Catherine McIlwaine, archivista de Tolkien en la biblioteca.

La muestra pone de manifiesto la diversidad de la producción de John Ronald Reuel Tolkien con tempranas pinturas abstractas o cuentos que escribió para sus hijos. «Tolkien siempre ha sido un fenómeno mundial (…), incluso cuando estaba vivo», ha dicho Richard Ovenden, responsable de las bibliotecas Bodleian. «Y somos en realidad la única biblioteca que puede hacer esto porque tenemos de lejos la mayor colección de material de Tolkien».

Borradores manuscritos

Las bibliotecas Bodleian han ido presentando al público gran parte de este archivo, junto a elementos interactivos como el mapa tridimensional de la Tierra Media. Pero entre los objetos centrales de la exposición hay algunos préstamos, como borradores manuscritos y las ilustraciones que el propio autor hizo para El hobbit, la novela de 1937 que supuso su irrupción, y El señor de los anillos, de 1954. Este material viene de la Universidad Marquette de Wisconsin (norte de Estados Unidos), que se lo compró a Tolkien a finales de los años 1950.

«Sabíamos que iba a ser extraordinario traer estas cosas de nuevo a Oxford», ha dicho McIlwaine. «Pensábamos que iba a convertir la exposición en algo especial». La comisaria estima que al menos 200 objetos de la exposición, que tardó cinco años en organizarse, nunca antes habían sido mostrados al público.

La exposición aborda aspectos de la vida personal del autor, desde su infancia y años de estudiante, a su vida familiar. Numerosos objetos han sido prestados por su tercer hijo, Christopher Tolkien, como el escritorio y la silla de su estudio, desde los que creó sus mundos fantásticos.

Se pueden ver igualmente cartas de admiradores, como la de un joven Terry Pratchett, que luego se convertiría en escritor de culto gracias a la saga de Mundodisco. Entre el material de la Universidad Marquette están también las notas preparatorias para El hobbit, que demuestran que Tolkien cambió algunos nombres de personajes respecto a los que había pensado inicialmente, como el de Gandalf, que al principio se llamaba Bladorthin.

Los lazos con Oxford

Los organizadores, que esperan recibir a 100.000 espectadores hasta el 28 de octubre, confían en que los visitantes exploren además la relación de Tolkien con Oxford, la ciudad a unos 90 kilómetros al oeste de Londres, y su universidad, fundada en el siglo XII.

Nacido en Sudáfrica, Tolkien fue criado en la ciudad inglesa de Birmingham y sus alrededores, y estuvo en Oxford y su prestigiosa universidad primero como estudiante del Exeter College. Volvió como profesor de inglés y de literatura al Merton College, donde entabló amistad con otras figuras literarias, como C. S. Lewis, creador de Las crónicas de Narnia.

Tolkien está enterrado en el cementerio de Wolvercote, un suburbio al norte de Oxford, y su tumba recibe visitas de legiones de admiradores. «Oxford le proporcionó el marco en el que pudo florecer como un genio literario», considera Ovenden.