Pedro Duque quiere que Europa defienda a la Tierra de asteroides amenazantes

Futuro

Pedro Duque quiere que Europa defienda a la Tierra de asteroides amenazantes

El ministro español de Ciencia y exastronauta, Pedro Duque, quiere que el sector aeroespacial europeo apueste a futuro por la ciberseguridad, la tecnología cuántica, los lanzadores y la protección de la Tierra frente asteroides que puedan suponer una amenaza.

Las declaraciones: «Me gusta la idea de que Europa pueda ser un líder en la defensa de la Tierra (…), por ejemplo con telescopios infrarrojos colocados en el espacio que puedan hacer un inventario de asteroides de pequeño o mediano tamaño», ha dicho Duque en su intervención en la 13ª Conferencia Europea del Espacio.

El ministro español ha señalado en la cita anual del sector, celebrada en formato semivirtual, que «la industria europea está en la vanguardia» y ha destacado las futuras posibilidades de obtención de recursos que ofrece la exploración espacial, en particular a la Luna.

El exastronauta ha añadido que el espacio ofrece «herramientas útiles y esenciales para la vida diaria de las personas», tanto en aspectos como el programa Copérnico de observación de la Tierra o la constelación de satélites de geolocalización Galileo, así como en el ámbito de la ciberseguridad, donde «los activos espaciales son tan importantes como las infraestructuras críticas» terrestres. Y ha apostado por seguir manteniendo y evolucionando la flota de lanzadores porque «tener lanzadores propios europeos es muy caro, pero no tenerlos es aún más caro».

El mensaje en clave estratégico de Duque coincide con la visión del espacio que ofreció el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, quien se centró en el papel que debe desempeñar la tecnología aeroespacial como «herramienta para desarrollar la autonomía estratégica de la UE».

«Sin autonomía estratégica en el espacio no puede haber autonomía estratégica en la Tierra porque nuestra presencia en el espacio nos ayuda a conseguir nuestros objetivos en la Tierra», ha dicho el español. El jefe de la diplomacia europea, ingeniero aeronáutico de formación, incidió en que el desarrollo aeroespacial «amplificará» las capacidades globales de la UE en «ciencia, economía y seguridad».

«De hecho, la tecnología y espacial y militar están interrelacionadas», ha apuntado Borrell, que ha identificado dos aspectos claves para el sector aeroespacial europeo. El primero pasa por poner el espacio al servicio de la seguridad en la Tierra, tanto en la evaluación de desastres naturales como en la lucha antiterrorista o en la vigilancia de fronteras, como demuestra la operación Irini de control en el Mediterráneo del embargo de armas a Libia.

La segunda senda por la que avanzar es la «seguridad en el espacio», agregó Borrell, quien llamó a que la UE esté «en el espacio y usando el espacio» estratégicamente.

Por su parte, el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) Kris Peeters señaló que la economía espacial ha crecido un 6,7% de media anual en los últimos 10 años, «virtualmente el doble que la economía global», si bien ha estado impulsado por EEUU, China y el llamado «nuevo espacio», referido a compañías privadas como SpaceX que han irrumpido con fuerza en el ecosistema aeroespacial.