The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Portugal

Portugal sancionará con multas de hasta 250 euros por arrojar colillas al suelo

Redacción TO
Última actualización: 19 Jul 2019, 9:20 pm CET
Foto: ROSLAN RAHMAN | AFP

En Portugal se arrojan 7.000 colillas cada minuto. Por ello, el Parlamento ha aprobado un texto final de un proyecto de ley que "determina acciones de reducción del impacto de las colillas de tabaco en el medio ambiente". Este escrito fue presentado por el Partido de las Personas, los Animales y la Naturaleza. En este sentido, Portugal sancionará a las personas que tiran las colillas al suelo con multas que oscilan entre los 25 y los 250 euros, según ha informado Diário de Notícias.

El país tiene como objetivo aumentar el número de ceniceros en la calle y en las instalaciones. La nueva ley también prevé multas desde los 250 hasta los 1.500 euros para las oficinas, zonas de embarque, empresas de hostelería o universidades donde esté prohibido fumar y que no tengan colocados los equipos adecuados, como los ceniceros en su exterior, para la eliminación de "residuos indiferenciados y selectivos". Esta legislación también contempla el pago de un nuevo impuesto para las productoras de tabaco.

Asimismo, el proyecto de ley estipula la creación por parte del Gobierno de "un sistema de incentivos bajo el Fondo Ambiental" para las entidades que proporcionan ceniceros y se plantea llevar a cabo acciones para aumentar la concienciación de los consumidores y los establecimientos comerciales "para el final responsable de los residuos de tabaco". "Las empresas productoras deben promover el uso de materiales biodegradables en la fabricación de filtros de tabaco", agrega el texto que se ha presentado en el Parlamento.

Esta nueva normativa será votada en el pleno que tendrá lugar el próximo viernes 26 y entrará en vigor en agosto, después de ser promulgada por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa. Mientras tanto, está prevista una moratoria de un año para informar a los ciudadanos del impacto que tiene las colillas de tabaco en la naturaleza y en las ciudades. Lisboa ya ha retirado los vasos y los platos de plástico de sus bares, y ahora ha decidido poner cartas en el asunto de las colillas. La capital portuguesa será premiada en 2020 como Capital Verde Europea.