The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Argentina

Primera condena en Argentina por un crimen de odio a una mujer transexual

The Objective
Última actualización: 19 Jun 2018, 3:29 pm CEST
Foto: Gustavo Amarelle | AFP

Un tribunal de Argentina ha condenado esta semana a cadena perpetua a un hombre por haber matado en 2015 a la dirigente transexual Diana Sacayán al asestarle 13 puñaladas, informa AFP. Se trata de un fallo destacado como la primera sentencia que reconoce en los hechos la figura de "travesticidio", un término que, según la prensa argentina, ha empezado a utilizarse de manera "oficial" a partir del caso de Sacayán.

El Tribunal Oral en lo Criminal 4 de Buenos Aires ha condenado a Gabriel David Marino (de 25 años) como coautor de un "homicidio agravado por violencia de género y odio a la identidad de género", según el fallo transmitido en directo por el Centro de Información Judicial (CIJ). El acusado escuchó la sentencia sin inmutarse.

El ataque ocurrió entre el sábado 10 y el domingo 11 de octubre de 2015 y causó la muerte de Amancay Diana Sacayán, de 40 años, "cuyo cuerpo sin vida fue hallado (en su apartamento) el 13 de octubre, atado de pies y manos, amordazado y presentando signos de haber sido víctima de un hecho cometido con alto grado de violencia", según la sentencia.

Para la Fiscalía y la querella, se trata de una "sentencia histórica" ya que el Poder Judicial ha reconocido que el asesinato de Sacayán "fue un crimen de odio y por prejuicio a su identidad de género travesti", han dicho en un comunicado. Han destacado "que este Poder Judicial se exprese por primera vez en la historia sobre la muerte de las travestis y reconozca que esto fue un travesticidio".

La activista trans Lara Bernasconi sostiene que "esta condena rompió el dogma jurídico". "La comunidad trans tuvo que romper el paradigma de que no es solo un asesinato sino que fue un travesticidio, con categoría fundante", ha declarado Bernasconi an las puertas del tribunal, donde decenas de personas han seguido el fallo desde una pantalla gigante.