Primera derrota legislativa del Gobierno de coalición: la oposición logra tumbar el decreto municipal

Política y conflictos

Primera derrota legislativa del Gobierno de coalición: la oposición logra tumbar el decreto municipal
Foto: Juan Carlos Hidalgo| EFE

El Congreso de los Diputados ha derogado este jueves el decreto ley de los remanentes municipales que había aprobado previamente el Gobierno, ya que ha recibido el rechazo de toda la oposición. La votación ha deparado 156 «síes»; todos los demás votos han sido «noes» y no se han registrado abstenciones.

Por qué es importante: este es el primer decreto ley del Gobierno de coalición que no avala el Congreso, aunque antes del inicio del pleno en el Congreso, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya asumía esta derrota pese a la contraoferta de última hora para intentar evitarla.

Prácticamente todos los partidos, incluido En Comú Podem, han reclamado al Ministerio de Hacienda que presente un nuevo texto. «El Gobierno no puede permitirse decir que no hay segundas oportunidades», ha dicho Gerardo Pisarello, diputado de En Comú.

Montero, por su parte, se ha defendido y ha asegurado que el rechazo al decreto de los remanentes municipales en el Congreso no desgastará al Ejecutivo ni condicionará la negociación presupuestaria que está ya en marcha. La ministra ha negado que este rechazo ocasione algún tipo de desgaste político. Al contrario, «los grandes perjudicados» serán los ayuntamientos, ha enfatizado.

PSOE y Unidas Podemos suman 155 escaños, por lo que se ha producido un voto a favor más. Entre los diputados que han votado presencialmente, 143, no se ha producido ningún error que explique ese voto. Como los demás (207) han emitido su voto por vía telemática, no puede saberse la opción que han elegido.

Sin embargo, durante el debate han recalcado su voto negativo el PP, Vox, ERC, JxCat, Compromís, BNG, PNV, EH Bildu, Coalición Canaria, UPN, la CUP, Foro, Nueva Canarias y PRC. Ningún diputado de Más País ha tomado la palabra, pero fuentes del partido han transmitido que se han decantado por el no.

Sólo queda saber, por tanto, la decisión de Teruel Existe. Fuentes de esta formación, contactadas por Efe, han confirmado que el voto de su diputado, Tomás Guitarte, ha sido el «sí», pero han aclarado que la decisión la adoptó ayer miércoles por la noche tras comunicarle el Ministerio de Hacienda que había visos de acuerdo, y por tanto, de que el decreto siguiera en vigor.

Como su voto ha sido telemático y el plazo para emitirlo acababa a las 9.00 horas de este jueves, Guitarte prefirió enviarlo ayer miércoles por la noche, pues, además, aceptó la oferta del Gobierno de cambiar el criterio de reparto del fondo de 5.000 millones.

Al comprobar durante la jornada de hoy que el acuerdo ni mucho menos estaba hecho, apuntan las fuentes, su posición política ha cambiado, recalcan las fuentes de Teruel Existe. «Su voto habría sido la abstención», añaden. No obstante, el sentido de su voto telemático no lo ha podido alterar; no está permitido.

El de los remanentes municipales es el primer decreto ley del Gobierno de coalición que no avala el Congreso ni lo tramitará para modificar su redacción.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ayer miércoles, cifró en 27 los decretos leyes que el Gobierno había llevado al Congreso. El de los remanentes municipales es el primero en quedar derogado, es decir, sin efecto.

Es, además, el quinto de la democracia en correr esa suerte: en 1979, en 2006, en 2017 (el de los estibadores) y en 2019 (para regular los alquileres de viviendas) se localizan los únicos precedentes.

María Jesús Montero ha dejado claro que tras la derogación no habrá más propuestas. Ha emplazado a los grupos de la oposición a que sean ellos los que pongan un texto encima de la mesa. Casi todos los grupos han pedido al Gobierno que desarrolle una alternativa para negociarla lo antes posible.