Puigdemont sale de prisión y exige la libertad de los presos catalanes

Política y conflictos

Puigdemont sale de prisión y exige la libertad de los presos catalanes
Foto: FABIAN BIMMER| Reuters

El expresidente Carles Puigdemont ha exigido la puesta en libertad de los presos catalanes, en sus primeras declaraciones realizadas a la salida de la prisión de Neumünsteer tras pagar los 75.000 euros de fianza solicitados por la justicia alemana.

Decenas de medios de comunicación de todo el mundo, así como simpatizantes con banderas independentistas esperaban a Puigdemont, quien ha comparecido poco antes de las 14.00 horas. Con traje negro, corbata de topos y camisa blanca, ha agradecido, primero en alemán, el apoyo recibido «de todos los países», para después pedir en inglés la liberación inmediata de todos los compañeros encarcelados. «Es una vergüenza para Europa tener presos políticos», ha denunciado.

«La lucha no es interna sino que afecta a todos los ciudadanos europeos», ha precisado Puigdemont, quien ha hecho un nuevo llamamiento al diálogo a los políticos de España. «He reiterado un llamamiento al dialogo en estos años y siempre he recibido un no por respuesta, y es hora de hacer política». En su opinión, «no hay excusa para que los dirigentes políticos españoles no inicien un dialogo con los políticos catalanes».

Puigdemont abandonaba la prisión donde ingresó el pasado 25 de marzo, después de que la justicia alemana descartara el delito de rebelión, lo que ha supuesto un duro revés para la Justicia española, ya que esta acusación era clave en la orden de detención europea reactivada por el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Sin embargo, los magistrados alemanes consideraron que esta inculpación no podía mantenerse en virtud del Derecho alemán, pues eso implicaría que Puigdemont fue directamente responsable de hechos de violencia algo, que según los alemanes, «no ha sido el caso».

De esta forma, si Alemania entrega al líder soberanista a España por malversación de fondos, no podrá ser juzgado por rebelión, en virtud de la legislación europea.

Una vez en libertad, Puigdemont no podrá abandonar Alemania y deberá personarse ante la Policía en Neumünster una vez por semana e informar de cualquier cambio en su domicilio. Así, aunque no hay un plazo determinado para que la Justicia alemana se pronuncie sobre su entrega a España, lo recomendado son 60 días, ampliables a 90 en casos excepcionales. En este sentido, el próximo paso es conseguir un domicilio en ese país.

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha indicado a Ràdio 4-RNE antes de viajar a Alemania para saludar a Puigdemont, que la resolución supone un «cambio de escenario», ante el que espera que la Justicia española «rectifique». «Clarifica y nos ayuda a explicar lo que decimos siempre: que el movimiento independentista se articula en el civismo y que nunca se ha ejercido la violencia en Cataluña. Espero que lo acabe entendiendo la Justicia española rectificando y haciendo justicia», ha subrayado.

Pese a la salida de prisión de Puigdemont, Pujol ha remarcado que el plan de JxCat sigue pasando por intentar la investidura del número dos de la lista, Jordi Sànchez, preso en Soto del Real, Madrid.

«Enhorabuena, presidente. ¿Cómo justificará el Estado español a partir de hoy que nos atribuyan violencia, que nos acusen de rebelión, que nos mantengan en prisión preventiva? Las mentiras empiezan a derrumbarse», se puede leer en un tuit hecho público en la cuenta de Sànchez en esta red social.

El expresidente de la Generalitat fue detenido el pasado 25 de marzo por la policía alemana cuando cruzaba la frontera en coche desde Dinamarca rumbo a Bélgica, país en el que tiene fijada su residencia, en aplicación de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo LlarenaPuigdemont lleva más de cinco meses fuera de España, país que abandonó tras ser cesado como president para instalarse en Bélgica.

Reacciones

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha apuntado que «el Gobierno respeta y acata las decisión de los tribunales». «El señor Puigdemont huyó de la justicia española y está a la espera de lo que digan las autoridades que han dejado claro que no es un perseguido político, sino un prófugo de la justicia», ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En relación al artículo 155, ha comentado que «gracias a este» hay un Gobierno en Cataluña. «Hemos cumplido nuestra obligación y los seguiremos haciendo».

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, entrevistado en Los Desayunos de TVE, ha manifestado que aunque le resulta «difícil» hacerlo, sigue «confiando en que el Gobierno sepa manejar la situación para que Puigdemont sea extraditado» y se pueda «desbloquear» la crisis en Cataluña «desde la política». Además, ha apuntado que confía en que el expresident sea extraditado y ha dicho que, aunque le ha sorprendido la decisión de la Justicia alemana, no cree que esté «deslegitimando» a la española.

 

Podemos defiende que la decisión de Alemania de dejar en libertad bajo fianza a Carles Puigdemont y descartar que se le pueda juzgar por un delito de rebelión, evidencia el «fracaso» de la «judicialización» del proceso soberanista por parte del Gobierno de Mariano Rajoy. Así lo ha manifestado la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, en los pasillos del Congreso de los Diputados, donde ha subrayado que su partido siempre ha pensado que «judicializar» los asuntos políticos es un «error». «El Gobierno nos está haciendo pasar al conjunto de los españoles una vergüenza tremenda», ha dicho.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido abrir una reflexión sobre lo que tiene que ser la «cooperación policial, judicial y política en Europa» y ha advertido de que, «lo que no puede ser, es que salgan ganando los presuntos delincuentes». «Si tenemos un mecanismo que es la euroorden para proteger a los estados miembros frente a posibles delincuentes y, en este caso, golpistas, la pregunta es si nos lo vamos a creer o solo depende del país afectado por la euroorden».

Por el contrario, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, se manifestaba «muy contenta» en un tuit por las noticias y aseguraba que tal como han dicho siempre son gente «pacífica».