The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Nigeria

Rescatan a más de 300 jóvenes que estaban siendo torturados y violados en un colegio de Nigeria

The Objective
Foto: Reuters TV | Reuters

Encadenados y atados a objetos metálicos, con marcas de haber sido torturados y con claros síntomas de desnutrición... Unos 300 jóvenes, la mayoría niños de entre 5 a 15 años, han sido rescatados de una escuela islámica donde estaban siendo violados y retenidos en contra de su voluntad.

Los niños fueron vistos por un periodista de Reuters en un edificio, que según la policía, albergaba una escuela islámica, en la ciudad de Kaduna, en el norte de Nigeria. Siete personas, al parecer, todos profesores, han sido detenidos. 

Aunque por el momento se desconoce cuánto tiempo llevaban allí los niños, todos los pequeños son de estados del norte de Nigeria, excepto dos de ellos que procedían de Burkina Faso. "El Gobierno estatal actualmente está proporcionando alimentos a los niños", ha dicho Yakubu Sabo, portavoz de la policía de Kaduna, ya que los menores, según los informes de los medios locales, se encontraban hambrientos y presentaban marcas de haber sido torturados y abusados sexualmente. Según Reuters, las marcas de haber sido golpeados con un látigo en la espalda eran visibles.

Rescatan en Nigeria a más de 300 jóvenes que estaban siendo torturados y violados 1

Foto: Reuters TV

Las escuelas islámicas, conocidas como almajiris, son comunes en todo el norte de Nigeria, la parte más pobre del país, donde la mayoría de la gente vive con menos de dos dólares por día. De esta forma, los padres a menudo optan por dejar a sus hijos en ellas. Sin embargo, este tipo de escuelas en Nigeria han sido investigadas por acusaciones de abusos e informes de que algunos niños fueron obligados a mendigar en las calles. 

A principios de este año, el gobierno del presidente Muhammadu Buhari, dijo que planeaba prohibirlas, pero que no lo haría de inmediato.

Por el momento, los niños han sido trasladados a un campamento temporal en un estadio en Kaduna, posteriormente serán trasladados a otro campamento mientras se intenta localizar a sus padres, según la policía. Sin embargo, algunos progenitores ya han ido a recoger a sus hijos y aseguran que no sabían nada de lo que allí pasaba.