Los cardiólogos alertan del riesgo de practicar deporte tras padecer COVID-19

Sociedad

Los cardiólogos alertan del riesgo de practicar deporte tras padecer COVID-19
Foto: Frank Franklin II| AP Photo

En plena pandemia del coronavirus continúan las incógnitas acerca del riesgo de practicar deporte tras pasar la enfermedad. Algunos especialistas en medicina han abordado en Wired los efectos a largo plazo que pueden producir las secuelas de la COVID-19 en el corazón y se ha indicado como desde los primeros brotes en China, Nueva York y Washington «entre el 20% y el 30% de los pacientes hospitalizados con COVID-19 mostraron signos de lesión cardíaca».

Lo más importante: la revista ha explicado como el virus puede causar daño cardíaco incluso en personas que han tenido síntomas leves o han sido asintomáticas, especialmente si han realizado ejercicio físico mientras se encontraban infectadas. Algo que aún no han podido descubrir los científicos es si la inflamación observada en pacientes de COVID-19 es «un daño colateral de la respuesta inmunológica del cuerpo o si el virus infecta directamente el tejido del corazón». 

Los cardiólogos han señalado como han detectado en algunos pacientes, que realizaron deporte mientras padecían la enfermedad, una inflamación del músculo cardíaco, es decir, un signo de miocarditis. Uno de los síntomas frecuentes de esta inflamación es la dificultad en el bombeo de sangre. En los casos más graves se pueden formar coágulos en el corazón cuyo desencadenante es el accidente cerebrovascular o el ataque cardíaco.

En este contexto de coronavirus se ha observado como, con mayor frecuencia, la miocarditis golpea con mayor frecuencia a los atletas profesionales. Por ello, los profesionales sanitarios han suplicado precaución a la hora de volver a realizar deporte en medio de una pandemia. No hay que olvidar que el mes pasado un exjugador de baloncesto, Michael Ojo, falleció tras varias complicaciones cardiacas, mientras entrenaba, después de haberse recuperado de COVID-19.

Otros resultados, publicados en la revista JAMA Cardiology, han mostrado como 26 atletas de la Universidad Estatal de Oregón (OSU) de diferentes modalidades deportivas fueron examinados después de haber pasado la enfermedad. Las resonancias magnéticas revelaron una inflamación del músculo cardíaco en cuatro de ellos, de los cuales dos nunca habían experimentado ningún síntoma de coronavirus. «Es importante que la gente sepa que el COVID-19 puede afectar al corazón», ha advertido uno de los coautores del estudio, Saurabh Rajpal.