The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Italia

Salvini rechaza un barco con 224 migrantes y llama "desgraciados" a los rescatadores

Redacción TO
Foto: Angelo Carconi | EFE

Tras la polémica por el buque Aquarius, Italia ha vuelto a rechazar un barco con migrantes, 224 personas rescatadas frente a Libia, informa Efe. El ministro de Interior, Matteo Salvini, ha intervenido este jueves en sus ya habituales directos en las redes sociales para explicar qué está sucediendo con el barco con bandera neerlandesa de la ONG alemana Lifeline, a cuyos integrantes ha acusado de no respetar las ordenes de la Guardia Costera italiana y libia. “La Guardia Costera italiana les ha escrito para que no se movieran, que se ocupaba Libia, pero estos desgraciados, incluso poniendo en peligro la vida de los inmigrantes en estos botes, no han escuchado a nadie y han intervenido cargando su cantidad de carne humana a bordo”, ha espetado.

Salvini, ha advertido de que las ONG que operan en el Mediterráneo central para rescatar a migrantes “no tocarán suelo italiano”, en referencia a este nuevo caso. Salvini ha añadido que se ha mandado una nota oficial a la Embajada de los Países Bajos en Roma para saber si la embarcación de la ONG es de este país. Y ha agregado: “Este barco Italia lo va a ver solo en postal porque las reglas se respetan”.

Italia ya rechazó dar un puerto al Aquarius de la ONG francesa SOS Méditerranée, con 630 migrantes a bordo y que finalmente desembarcó en Valencia tras el ofrecimiento del Gobierno español, y que ahora está regresando de nuevo al Mediterráneo central. “Queremos acabar con la mafia de la inmigración clandestina que causa miles de víctimas”, ha asegurado el también líder de la ultraderechista Liga, que ha añadido que no permitirá la existencia de los “taxis del mar que luego desembarcan en Italia”.

El ministro ha atacado con fuerza a las ONG, de las que ha dicho que “no hacen voluntariado” sino que “ayudan al tráfico de seres humanos” y que “estos falsos socorristas miran más a la cartera que a salvar vidas”. Y al hablar de los países a los que pertenecen los barcos, ha dicho: “Llevaos a toda la carga de seres humanos a Gibraltar, a España, a Francia o donde queráis”.

Ha explicado también que, respecto a la presencia de barcazas en dificultad en aguas libias frente a las costas de la frontera entre Libia y Túnez, han pedido a las autoridades de ambos países y a las de Malta que se hagan cargo de ello. Y que se ha dado orden a la Guardia Costera italiana de que permanezca cerca de las costas italianas y que intervengan ante Libia los guardacostas de ese país y los malteses porque Italia “no se puede hacer cargo de los costes económicos y sociales de una inmigración fuera de control”.

“Hay barcos tunecinos, franceses, españoles, que se muevan…”, ha pedido, a la vez que ha recordado que “la generosidad a palabras no interesa” y que España y Francia se tienen que hacer cargo de los miles de migrantes que aceptaron que fueran reubicados. El ministro de infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, también ha informado de que el barco de Lifeline está actuando “en aguas libias fuera de las reglas del derecho internacional” y que “han embarcado a 250 náufragos sin tener los medios técnicos para garantizar su seguridad”.