San Antón 2020: cientos de personas acuden a la iglesia del padre Ángel para bendecir a sus mascotas

Lifestyle

San Antón 2020: cientos de personas acuden a la iglesia del padre Ángel para bendecir a sus mascotas
Foto: Ángela Zapiain

El día de San Antón es un día destacado en el calendario para los amantes de los animales. Este viernes se celebra la tradicional bendición de animales en la que los más devotos acuden con sus animales a diferentes Iglesias de España para recibir la anual bendición.

Como cada 17 de enero, la iglesia de San Antón situada en la calle Hortaleza de Madrid se ha visto rodeada de animales con sus dueños pidiendo una bendición. Durante esta jornada, las personas suelen acercarse al templo con sus mascotas –perros, gatos, tortugas e incluso ratas– a recibir la bendición que otorga salud y bienestar para el resto del año.

El ambiente jovial se ha adueñado de la iglesia de San Antón situada en El Barrio de Chueca de Madrid. El padre Ángel, fundador de la ONG Mensajeros de la Paz y párroco de San Antón, ha sido uno de los protagonistas junto a las mascotas. Una cola de personas con sus mascotas se ha acercado al párroco pidiendo una bendición y hacerse una foto con él. «Nos vemos el año que viene, si Dios quiere», ha exclamado una joven con su perro después de recibir la bendición.

El párroco y los sacerdotes bendicen a todo tipo de animales desde las 10:00 de la mañana hasta las 20:00 de la tarde. Cientos de personas se han acercado a gozar de la bendición del párroco, algunos como todos años, otros por primera vez.

Los animales protagonistas de San Antón, reciben su bendición

Un perro recibe la bendición por parte del sacerdote en la iglesia madrileña de San Antón. | Foto: Ángela Zapiain

No solamente los dueños de mascotas se han acercado a la iglesia. También se han aproximado los más curiosos, que han invadido la calle Hortaleza para observar las mascotas bendecidas.

Los perros han sido los animales más numerosos durante la mañana del 17 de enero, pero también ha habido sitio para otro tipo de mascotas, como gatos e incluso, una rata llamada Mari Carmen. Su dueña, Ari, nos ha contado que Mari Carmen, con casi tres años de edad, también ha querido acercarse a la iglesia de San Antón a recibir la bendición.

Los más animados llevaban más de una mascota. Cocó, un chihuahua que tiritaba mientras esperaba la bendición y Greta, han sido de los primeros en recibir la bendición de San Antón. Patricia, su dueña nos ha relatado que la tradición dicta acudir todos los años para que las mascotas reciban la bendición. «Les quiero tanto que cualquier cosa que sea bueno para ellos, lo hago. Hay que venir y hay que probar».

Mientras el párroco bendecía a las mascotas, los tradicionales panecillos de San Antón se han puesto a la venta. Estos dulces son vendidos durante toda la jornada en bolsas de seis unidades y como dicta la tradición, se pueden comer cinco y guardar uno hasta el próximo año.