Siete países, entre ellos Estados Unidos, plantean la suspensión de Venezuela de la OEA

Futuro

Siete países, entre ellos Estados Unidos, plantean la suspensión de Venezuela de la OEA
Foto: KEVIN LAMARQUE| Reuters

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y Perú han planteado este lunes que se inicie el procedimiento para suspender eventualmente a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA) por ruptura del orden democrático, según un documento sometido a debate en la 48º asamblea de este organismo, celebrada en Washington.

El punto 10 del proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela, presentado por las misiones permanentes de estos siete países ante la OEA, propone aplicar los mecanismos previstos en la Carta Democrática Interamericana, que pueden derivar en la suspensión de la participación de un Estado miembro cuando se produzca una «alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático».

La petición para suspender a Venezuela está ganando apoyos entre los países de la OEA, y ya cuenta con los 18 votos necesarios para iniciar el proceso, según han informado a EFE fuentes diplomáticas. Así, existe un consenso para convocar una sesión especial de la Asamblea General destinada a considerar la situación de Venezuela y expulsar al país del organismo, pero es un proceso largo que no comenzará en la Asamblea General que ha empezado este lunes.

La suspensión es la mayor forma de sanción que tiene la OEA y solo se ha aplicado a dos naciones: Honduras, en 2009, después del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya como presidente; y Cuba, tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro, en 1959.

Para que la resolución se apruebe son necesarios al menos 18 votos, una cifra que ya han conseguido los países que han presentado la petición para iniciar el proceso. Lo que no han conseguido, por el momento, son los 24 votos que serían necesarios para aprobarla en una futura Asamblea General extraordinaria, si es que finalmente se convoca, según han explicado las fuentes diplomáticas.

A pesar de que Venezuela pidió salir de la OEA en abril de 2017, decisión que se hará efectiva en 2019, su expulsión tendría un gran contenido simbólico.