Siria pierde una generación de niños por los traumas de la guerra

Mundo ethos

Siria pierde una generación de niños por los traumas de la guerra
Foto: Khalil Ashawi| Reuters

Los niños de Siria aterrados por los cañonazos y ataques aéreos muestran severos signos de estrés emocional y podrían crecer como una generación «perdida por los traumas», alertó el lunes la organización Save the Children.

Las entrevistas realizadas a más de 450 niños y adultos muestran un alto nivel de estrés psicológico entre los menores, muchos de los cuales sufren incontinencia y dificultades de elocución.

Tres millones de niños viven en zonas de guerra en Siria

Cada día enfrentan bombardeos aéreos y cañonazos, en un conflicto que inicia su séptimo año. Dos tercios de ellos han perdido a un ser querido, visto su casa bombardeada o han sufrido heridas relacionadas con la guerra.

«Después de seis años de guerra, estamos en un punto de crítico», afirma la ONG en un informe titulado «Invisible Wounds» (heridas invisibles) dedicado al impacto que tiene la guerra en la salud mental de los niños. «El riesgo de tener una generación quebrantada, perdida por los traumas y un estrés extremo, jamás fue más grande».

Los niños en Madaya están «psicológicamente demolidos y agotados», dice un profesor de la ciudad, citado en el informe. «Dibujan a niños que se masacran, o tanques, o el asedio y la falta de comida». «Los niños esperan morir para ir al paraíso y estar así en un lugar cálido, comer y jugar», narra otro profesor.