Publicidad

Sociedad

El 7% de los curas católicos australianos, acusados de abusar de menores

En 2012, el Gobierno australiano encomendó a este organismo la investigación y, tras cuatro años de audiencia, el estudio ha llegado ahora a su fin. «Entre 1950 y 2010, el 7% de los curas eran supuestos criminales», ha señalado Gail Furness, abogada encargada de los interrogatorios de la investigación, en Sídney.  «Los informes eran deprimentemente similares. Los niños eran ignorados o, peor, castigados. Las acusaciones no se investigaban. Los curas y los (trabajadores) religiosos eran trasladados», ha agregado. «Las parroquias o las comunidades a donde se les trasladaba no sabían nada de su pasado. No se conservaban los documentos o se destruían». La edad media de las víctimas en aquel momento era de 10 años para las chicas y de 11 para los chicos y de los 1.880 supuestos delincuentes, el 90% eran hombres. La comisión ha hablado con miles de supervivientes y ha escuchado acusaciones de abusos sexuales a menores ocurridos en iglesias, orfanatos, clubes deportivos, grupos juveniles y escuelas. La Iglesia de Australia encargó al Consejo de Verdad, Justicia y Curación que emitiera una respuesta. «Estas cifras son sorprendentes, trágicas, indefendibles», dijo a la comisión el director ejecutivo del consejo, Francis Sullivan.  En la investigación se vio salpicado el cardenal George Pell, ahora ministro de Finanzas del Vaticano, que fue interrogado por sus relaciones con presuntos curas pedófilos en el estado de Victoria en los años 1970.

El 7% de los curas católicos australianos, acusados de abusar de menores
Reuters

El 7% de los sacerdotes católicos han sido acusados de abusar de niños en Australia entre 1950 y 2010 pero las denuncias nunca se estudiaron, según los datos «sorprendentes e indefendibles» que ha arrojado este lunes la Real Comisión sobre Respuestas Institucionales para Abusos Sexuales a Niños, tras una amplia investigación. La comisión ha descubierto que 4.444 incidentes de pedofilia fueron denunciados a las autoridades eclesiásticas y que, en algunas diócesis, más del 15% de los curas estaban implicados.

 

En 2012, el Gobierno australiano encomendó a este organismo la investigación y, tras cuatro años de audiencia, el estudio ha llegado ahora a su fin. «Entre 1950 y 2010, el 7% de los curas eran supuestos criminales», ha señalado Gail Furness, abogada encargada de los interrogatorios de la investigación, en Sídney.  «Los informes eran deprimentemente similares. Los niños eran ignorados o, peor, castigados. Las acusaciones no se investigaban. Los curas y los (trabajadores) religiosos eran trasladados», ha agregado. «Las parroquias o las comunidades a donde se les trasladaba no sabían nada de su pasado. No se conservaban los documentos o se destruían».

La edad media de las víctimas en aquel momento era de 10 años para las chicas y de 11 para los chicos y de los 1.880 supuestos delincuentes, el 90% eran hombres. La comisión ha hablado con miles de supervivientes y ha escuchado acusaciones de abusos sexuales a menores ocurridos en iglesias, orfanatos, clubes deportivos, grupos juveniles y escuelas.

La Iglesia de Australia encargó al Consejo de Verdad, Justicia y Curación que emitiera una respuesta. «Estas cifras son sorprendentes, trágicas, indefendibles», dijo a la comisión el director ejecutivo del consejo, Francis Sullivan.  En la investigación se vio salpicado el cardenal George Pell, ahora ministro de Finanzas del Vaticano, que fue interrogado por sus relaciones con presuntos curas pedófilos en el estado de Victoria en los años 1970.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D