Publicidad

Sociedad

Amanda Gorman, la joven poeta negra que ha hecho historia en la investidura de Biden

La joven poeta Amanda Gorman ha sido una de las grandes protagonistas de la investidura de Joe Biden. Llena de fuerza y esperanza, la poeta de 22 años ha hecho historia con un emocionante poema que declaró el comienzo de una «era de redención» en Estados Unidos y que recordó que «siempre hay luz», incluso en los momentos más oscuros.

Por qué es importante: antes que ella, otros cinco poetas, incluidos Robert Frost y Maya Angelou, asistieron a las ceremonias de investidura de los presidentes estadounidenses. Sin embargo, Gorman ha sido la más joven en recitar un poema en una investidura presidencial en Estados Unidos, y las felicitaciones fueron casi inmediatas al terminar de recitar su obra, titulada La colina que escalamos.

Amanda Gorman, de 22 años, conmovió durante más de cinco minutos a los cientos de asistentes a la investidura de Biden, con unos versos en los que trabajó durante semanas pero que no remató hasta después del asalto al Capitolio del 6 de enero, inspirada por la necesidad del país de encontrar consuelo.

«Siempre hay luz, si somos lo suficientemente valientes para verla, si somos lo suficientemente valientes para encarnarla», dijo Gorman al concluir su poema. «Aunque la democracia puede ser periódicamente retrasada, nunca puede ser permanentemente derrotada», afirmó la autora, que es la primera poeta joven galardonada a nivel nacional de la historia de Estados Unidos.

Gorman ha confesado que tuvo algo de bloqueo creativo cuando escribía su poema hasta que se produjo el ataque al Congreso. Fue entonces cuando vio con claridad el mensaje solemne pero optimista que quería enviar al país, según ha explicado a varios medios de comunicación.

«Para poner primero nuestro futuro, antes tenemos que dejar de lado nuestras diferencias, dejar las armas para poder alcanzar los brazos de los otros», subrayó ante el Capitolio, poco después de que Biden pronunciara su primer discurso como presidente.

Su poema sonó como un respiro de alivio tras la Presidencia de Donald Trump, y celebró la entrada en una «era de redención» de «un país que no está roto, sino simplemente inacabado». «Nunca más sembraremos la división», confió. De hecho, el propio Barack Obama ha celebrado la intervención de Gorman, asegurando en su cuenta de Twitter que su poema no podía encajar mejor con el momento que se está viviendo en el país:

La ahora primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, fue quien pidió incluir a Gorman en la ceremonia de investidura, después de ver un vídeo de una declamación que la joven había dado en Washington, según ha revelado el diario The New York Times. «Ahora más que nunca, Estados Unidos necesita un poema inaugural», dijo Gorman en una entrevista con The New York Times. «La poesía es normalmente la piedra angular a la que volvemos cuando tenemos que recordar la historia sobre la que nos alzamos, y el futuro que defendemos», añadió.

Gorman creció en Los Ángeles, donde su madre es profesora en una escuela, y enseguida se enamoró de la poesía, escribiendo en diarios en el patio del colegio. De hecho, escribir fue lo que le ayudó a superar el tartamudeo que aquejó en su infancia, al igual que el propio Biden. Niña prodigio, Gorman ganó su primer premio de poesía a los 16 años y fue coronada como la «mejor poeta joven» del país tres años después, mientras estudiaba Sociología en la prestigiosa Universidad de Harvard.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D