The Objective
Publicidad
Sociedad

Las listas de espera en la sanidad pública dan el mayor empuje a los seguros privados en una década

Las listas de espera en la sanidad pública dan el mayor empuje a los seguros privados en una década

AP

Los seguros privados de salud vienen aumentado de forma imparable desde 2011, sin embargo, la COVID-19 y la congestión que ha supuesto en la sanidad pública han dado a estos el mayor impulso de la última década. En 2020, más de 11 millones de españoles, el 23,4% de la población, optaron por el seguro privado. Y es que, entre 2019 y 2020, tuvo lugar el incremento interanual más abultado desde 2011, de forma que el número de personas con pólizas de asistencia sanitaria creció un 4,4%, según los datos que aporta la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa).

El coronavirus ha sido uno de los principales motivos de este ‘robo’ de pacientes. Sin embargo, el Dr. Maricano Sánchez Bayle, presidente de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, señala a THE OBJECTIVE «las dificultades para trascender a una cita en atención primaria desde mucho antes de la pandemia». «Hay una situación de deterioro muy importante en la sanidad pública y no se ha hecho nada para mejorarla», relata Sánchez Bayle, que entiende que ante esta situación en la que «no se ha hecho esfuerzo» ni para reducir las listas de espera, «la gente que tiene mejor situación económica se busque le vida en el sector privado».

Así, frente a este panorama, el número de seguros de asistencia sanitaria, en el que se incluyen los mutualistas –funcionarios que eligen la atención privada sobre la pública–, supera los 11 millones de personas. La facturación, además, ha rebasado los 9.000 millones de euros, un incremento del 5,5% con respecto a 2019.

Seguros privados como sistema de pago en especie

Por otro lado, uno de los fenómenos que impulsa la contratación de seguros de salud es su creciente aceptación como mecanismo de pago en especie por parte de las PYMES. Muchas empresas han incorporado el seguro de salud para sus trabajadores como concepto retributivo complementario. «El seguro de salud es, de hecho, uno de los beneficios sociales más valorados entre la plantilla. Esto hace que los seguros constituyan una herramienta de atracción y retención de talento», cuentan a este medio desde Unespa. Señalan, además, que el seguro privado contribuye a reducir el absentismo laboral. «En la sanidad pública, para que te deriven a algún especialista primero debes pasar por el médico de familia, por lo que son dos días de absentismo en el trabajo. Con el seguro privado puedes ir al especialista sin pasar por primaria», explican.

Las listas de espera por Covid en la sanidad pública dan el mayor empuje a los seguros privados en una década 3
Foto: Paul White | Reuters

Meses de espera en la sanidad pública

La sanidad pública no pasa por un buen momento, a pesar del gran esfuerzo que se ha hecho durante la emergencia sanitaria. La falta de personal sanitario y recursos, y las precarias condiciones laborales, siguen deteriorando la sanidad pública. Ahora se ha anunciado la no renovación de los sanitarios contratados como refuerzo en la pandemia, a pesar de la falta de médicos y enfermeras que siguen denunciando los sindicatos. Todo esto ha hecho que las listas de espera para intervenciones quirúrgicas e incluso para cualquier consulta médica sea insufrible, y lo será aún más a partir del 31 de diciembre, fecha límite en muchos contratos temporales que evitaron el colapso sanitario.

Sin embargo, el Dr. Mariano Sánchez Bayle destaca que ya desde los Gobiernos de Aznar y Rajoy «hay una estrategia para deteriorar el sistema sanitario público» y así «expulsar» del mismo a un sector de personas que son las que tienen mayor nivel económico. «La pandemia lo que ha hecho es que una situación que se lastraba desde hace tiempo se haya agudizado de manera notable», hace hincapié.

Así, a fecha del 31 de diciembre, según datos publicados por el Sistema Nacional de Salud, la lista de espera para una intervención quirúrgica ronda de media los 148 días. Castilla la Mancha (286), Andalucía (188), Aragón (180) y Extremadura (175) son las comunidades en las que más tiempo de demora tienen para operaciones; en el otro lado de la balanza, Melilla (40) y Asturias (60).

Las listas de espera por Covid en la sanidad pública dan el mayor empuje a los seguros privados en una década 4

Por otro lado, casi un 50% de los pacientes esperaron más de seis meses para tener una cita con el especialista. En Cataluña hay que esperar una media de 152 días, en Aragón, 147 y en Canarias 134. Las consultas con más demora son, por este orden: traumatología (118 días), dermatología (111) y oftalmología (104).

Las listas de espera por Covid en la sanidad pública dan el mayor empuje a los seguros privados en una década

¿En qué comunidades el impulso al seguro privado ha sido más acusado?

Para el Dr. Maricano Sánchez Bayle, de la recuperación del sistema sanitario dependerá que los españoles vuelvan a recuperar la confianza en la sanidad pública. «Si eso no se produce, la cosa se puede incrementar más. Tenemos una política que lo que pretende es eso, que se incremente. Madrid es un ejemplo muy concreto y Cataluña lo ha sido siempre. Pretenden un sistema sanitario público de baja calidad y así incentivar el privado», asegura el presidente de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública.

 Y es que según datos facilitados por Unespa, Madrid y Cataluña se encuentran por encima de la media con un 36,7% y 31,8%, respectivamente, y 2,4 millones de asegurados cada una. Le seguirían Baleares, con un 29,4%, País Vasco, con 21,9% y Aragón, con un 21%.

Ahorro al sistema público sanitario

Es importante tener en cuenta que las atenciones que presta la sanidad privada son atenciones que se ahorra el sistema público sanitario. «Quienes contratan un seguro de salud hacen uso del mismo y, aunque pueden ir a la sanidad pública como cualquier contribuyente, van a la privada y alivian así la carga de trabajo que tienen los centros públicos», cuentan a este periódico desde Unespa.

Las estimaciones indican que el ahorro generado por el seguro privado se situaría entre 1.368 euros al año (si el paciente usa exclusivamente el sistema privado) y 506 euros (si realiza un uso mixto de la sanidad, utilizando tanto sanidad pública como privada), según datos del informe Sanidad Privada, Aportando Valor: Análisis de la situación 2021, realizado por la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

De esta forma, si los beneficiarios de un seguro privado no utilizasen el sistema público de salud, se obtendría un ahorro estimado de unos 12.6 millones de euros, según este estudio. Así, de igual forma, si el ciudadano cubierto por una póliza privada realiza un uso mixto, es decir, consume recursos públicos y privados, el ahorro generado es de 4,6 millones.

«Cuanto más dinero público se derive hacia el sector privado más empeora el sistema público, son competidores, no colaboradores. Si a la sanidad pública le va bien al sector privado le irá muy mal, y si la sanidad publica funciona mal, pues al sector privado le irá mejor», concluye el experto.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D