The Objective
Publicidad
Internacional

El iPhone X es el terminal más frágil de la historia de Apple

El lanzamiento más esperado de Apple en los últimos años ha sido el iPhone X, el terminal que prometía romper con la línea más clásica que ha seguido la compañía de Cupertino desde el iPhone original. No obstante, la decepción no ha tardado en llegar.

El iPhone X es el terminal más frágil de la historia de Apple

Reuters

El lanzamiento más esperado de Apple en los últimos años ha sido el iPhone X, el terminal que prometía romper con la línea más clásica que ha seguido la compañía de Cupertino desde el iPhone original. No obstante, la decepción no ha tardado en llegar.

El pasado 3 de noviembre en gran parte del globo miles de usuarios llenaron las tiendas de Apple para hacerse con el móvil más caro lanzado hasta ahora por Apple. Lo que seguramente no sabían estos ávidos compradores que hicieron cola para ser de los primeros en usar un iPhone X es que es el más frágil de todos.

Según las pruebas de fragilidad realizadas por la compañía especializada en planes de protección de dispositivos móviles SquareTrade, tanto el diseño del iPhone X, a toda pantalla de vidrio, como la falta de botón de inicio «lo convierten en el iPhone más frágil de todos los smartphones de Apple».

 

 

SquareTrade asegura que los «importantes gastos de reparación» que implica un ya muy caro terminal (1.159 euros en su versión más económica) «pueden llevar a muchos a cuestionar si vale la pena la inversión».

Los laboratorios de esta compañía especializada en pruebas de resistencia de dispositivos tecnológicos utilizan una serie de robots para dejar caer, sumergir y doblar los aparatos para comprobar su aguante en el uso más cotidiano de los terminales.

SquareTrade dice que el iPhone X «se hizo pedazos» tras su primera caída frontal: la pantalla dejó de responder y el sistema de reconocimiento facial «falló completamente».

Los tests de caída de lado y caída trasera concluyeron con que la primera de ellas «provocó el mayor daño interno» al teléfono (su parte exterior solo sufrió daños estéticos) y la pantalla «se volvió inoperativa». En la caída trasera, el panel trasero «se hizo añicos completamente», dejando una gran cantidad de cristales rotos que hacía «muy difícil» volver a sujetar el smartphone.

Además, el iPhone X mostró resultados similares a los modelos 8 y 8 Plus en las pruebas de resistencia al agua. El nuevo smartphone de Apple resistió 30 minutos sumergido a más de metro y medio de profundidad, aunque el sonido quedó amortiguado en las reproducciones de audio.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D