Spike Lee será el próximo presidente del jurado de Cannes

Cultura

Spike Lee será el próximo presidente del jurado de Cannes
Foto: LOIC VENANCE

Un día después de que se conocieran las nominaciones a los Oscar, el Festival de Cannes ha designado este martes al director estadounidense Spike Lee como el próximo presidente del jurado, con lo que será la primera persona negra en desempeñar el cargo.

Aunque el festival de Cannes, el mayor festival de cine del mundo, ya acogió en su jurado a artistas negros estadounidenses —como la cineasta Ava DuVernay en 2018 y el actor Will Smith en 2017—, esta será la primera vez en que este sea el caso de su presidente. «La mirada de Spike Lee es más preciada que nunca», han afirmado Pierre Lescure, presidente del festival, y Thierry Frémaux, delegado general, en un comunicado. «Cannes es una tierra de acogida natural y una caja de resonancia mundial para quienes despiertan espíritus y le hacen preguntarse a uno acerca de sus opiniones y sus convicciones. La flamante personalidad de Spike Lee promete mucho», han añadido, refiriéndose al director, un activista que abrió la vía a muchos cineastas afroestadounidenses.

«Cuando me llamaron para que fuera presidente del jurado de Cannes 2020 no me lo creía, estaba feliz, sorprendido y orgulloso al mismo tiempo», ha dicho Spike Lee, de 62 años, declarándose «honrado por ser la primera persona de la diáspora africana» en Estados Unidos en asumir ese cargo, según un comunicado de los organizadores del festival.

Spike Lee ha presentado siete de sus películas en el Festival de Cannes y fue galardonado con el Gran Premio en 2018 por BlackkKlansman, en la que cuenta la historia, real, de un detective negro que se infiltró en el Ku Klux Klan. BlackkKlansman, un alegato contra el racismo y contra el presidente estadounidense, Donald Trump, le valió el primer Oscar en competición de su carrera —el de Mejor Guion Adaptado—, tras haber sido laureado con el Oscar honorífico en 2016.

Treinta años de historia con Cannes

«Cannes ha marcado mi trayectoria en el cine mundial», ha subrayado Spike Lee al hablar de su historia con el festival. Todo empezó en 1986, cuando acudió para presentar en la Quincena de Realizadores su primer largometraje, She’s gotta have it, una cinta rodada en dos semanas, en blanco y negro, que acabó convirtiéndose en una serie de Netflix 30 años después. En ella, una joven negra, que duda entre tres amantes, habla libremente de sus relaciones. El filme fue distinguido con el premio de la juventud.

Tres años después, Spike Lee compitió por primera vez con Do The Right Thing, en la que trataba sobre las tensiones raciales en Brooklyn un día de fuerte calor.

A esto le siguieron las proyecciones en el certamen de sus películas Jungle Fever (1991, en competición), Girl 6 (1996, fuera de competición), Summer of Sam (1999, en la Quincena de Realizadores), Ten Minutes Older (2002, en la sección Una cierta mirada) y, por último, BlackkKlansman.

Junto a su jurado, cuya composición será revelada a mediados de abril, Spike Lee tendrá la tarea de buscarle un sucesor a Parásitos, del surcoreano Bong Joon-ho, Palma de Oro 2019 atribuida por un jurado que estuvo presidido por el director mexicano Alejandro González Iñárritu (director de películas como Babel o El renacido).

La película surcoreana, que hizo las delicias de la crítica y del público, competirá en la edición de este año de los Oscar en las categorías de Mejor película y de Mejor película internacional, algo muy infrecuente.