The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Tailandia

Tailandia desmonta una casa flotante de un inversor de bitcoins por violar su soberanía

Redacción TO
Foto: YONGYOS PRUKSARAK | EFE

La Marina de Tailandia ha desmontado una casa flotante ilegal frente a la costa suroeste del país mientras la Policía continúa la búsqueda de sus dos dueños, acusados de violar la soberanía nacional, delito que se castiga hasta con la pena de muerte, según fuentes oficiales.

Los propietarios de la vivienda flotante son Chad Elwartowski, un informático que trabajó para el Gobierno de EEUU en Afganistán e Irak e hizo fortuna invirtiendo en bitcoins, y su pareja Supranee Thepdet, conocida también como Bitcoin Girl Thailand, que utiliza el apodo de Nadia Summergirl.

Un portavoz de la Policía ha confirmado a Efe el desmantelamiento del habitáculo octagonal de unos 6 metros de diámetro que estaba en aguas internacionales a unas 14 millas náuticas al sureste de la isla de Phuket, popular destino turístico en el mar de Andamán.

El inversor estadounidense y su pareja tailandesa, ambos inversores de la critpomoneda bitcoin y propietarios del recinto, se encuentran en paradero desconocido y, aunque los está buscando, la Policía no ha emitido todavía una orden de arresto.

"La pareja anunció que eran independientes y que no se atienen a las leyes y a la Justicia de cualquier Estado, incluido Tailandia, e invitó a otras personas interesadas a construir residencias similares para aparentemente crear una comunidad independiente", declaró el subcomandante Withanarat Kochaseni.

"Su acción socava la soberanía de Tailandia", zanjó Withanarat en el vídeo grabado desde uno de los barcos de la Armada.

La semana pasada, la Marina tailandesa presentó una denuncia en una comisaría de Phuket al considerar que los dos habían violado el artículo 119 del Código Penal que regula las agresiones a la integridad nacional y que prevé la cadena perpetua e incluso la pena capital en caso de culpabilidad.

El cubículo era una vivienda piloto del proyecto Ocean Builders, impulsado por emprendedores que, según su página web, promueven el llamado "seasteading" o asentamientos flotantes permanentes fuera de aguas territoriales.

Ocean Builders calificó en un comunicado a la pareja de "voluntarios entusiasmados ante la perspectiva de vivir en libertad" que se limitaron a documentar sus vivencias durante su estancia en la casa flotante.