Trump anuncia que enviará tropas a la frontera con México mientras "se construye el muro"

Mundo ethos

Trump anuncia que enviará tropas a la frontera con México mientras "se construye el muro"
Foto: EDGARD GARRIDO| Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado este martes que evalúa desplegar el ejército en la frontera con México, un hecho que ha descrito como un «gran paso», en momentos en que una caravana de migrantes centroamericanos avanza a través de México.

«Vamos a proteger nuestra frontera con nuestro ejército», ha dicho Trump durante una reunión con los líderes de los Estados bálticos, al tiempo que cuestionó a su predecesor Barack Obama por su política fronteriza: “El presidente Obama hizo cambios que básicamente llevaron a la ausencia de fronteras», ha dicho.

Trump se enfureció con México en los últimos días por permitir que una caravana de más de 1.000 centroamericanos marche hacia la frontera con Estados Unidos, donde muchos esperan solicitar asilo.

El llamado «Viacrucis Migrante 2018» partió el 25 de marzo del sureño estado mexicano de Chiapas, fronterizo con Guatemala. El 80% de sus integrantes son hondureños, el resto guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses que huyen de la violencia y la pobreza en sus países.

La cuestión del muro fronterizo con México lleva coleando desde que Trump lo incluyera dentro de sus medidas electorales en la campaña de las presidenciales en 2016. Con idas y venidas, Trump lleva amenazado con levantar un muro con México, llegando incluso a asegurar que sería el país hispanohablante el que pagaría su construcción.

 

Amenazas con cortar la ayuda a Honduras por la caravana migrante

Además de este aviso militar, Donald Trump ha asegurado que la ayuda de su país a Honduras está «en juego» si los cientos de migrantes centroamericanos que avanzan a través de México hacia Estados Unidos no detienen su marcha.

Por tercer día consecutivo, el mandatario ha arremetido en Twitter contra el Viacrucis Migrante 2018, formado íntegramente por migrantes centroamericanos que huyen de la violencia y la pobreza en sus países.

 

 

«La gran Caravana de Personas de Honduras, que ahora cruza México y se dirige a nuestra frontera de ‘Leyes débiles’, mejor que se detenga antes de llegar allí. La gallina de los huevos de oro del TLCAN está en juego, al igual que la ayuda extranjera a Honduras y los países que permiten que esto suceda. ¡El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!», ha tuiteado el presidente.

En su serie de tuits anti-inmigración del domingo y el lunes, Trump ya había amenazado con abandonar el TLCAN -el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, actualmente en revisión a pedido suyo- y había exigido que el Congreso estadounidense aprobara leyes migratorias más estrictas. Sin embargo, por primera vez Trump se ha referido directamente a Honduras, uno de los países más violentos del mundo, sacudido en los últimos meses por manifestaciones populares tras las elecciones de noviembre, que dejaron al menos 22 muertos, bajo investigación por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Estados Unidos ha sido el mayor donante bilateral de Honduras, con aportaciones de más de 3.000 millones de dólares desde 1961, según el Departamento de Estado.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) donó más de 127 millones de dólares a ese país centroamericano en 2016, de acuerdo con los últimos datos disponibles. La mayoría de los fondos fue para prevenir la violencia (13 millones de dólares), seguido de programas de lucha antidrogas (12 millones) y de actividades de fortalecimiento institucional (10 millones).

Honduras, junto con Guatemala y El Salvador, mantiene con Estados Unidos el Plan Alianza para la Prosperidad, que busca enfrentar la violencia y generar empleos para evitar la migración ilegal al país norteamericano. Esta iniciativa, creada por el gobierno de Barack Obama tras la crisis humanitaria de 2014, cuando se detectó el ingreso a Estados Unidos de más de 68.000 menores no acompañados por adultos procedentes de esos tres países, contempla un aporte de Washington de 750 millones de dólares entre 2015 y 2019. Más de 500.000 personas cruzan irregularmente la frontera sur de México cada año, según datos de Naciones Unidas.

 

Una caravana protesta

Los migrantes de la actual marcha aseguran que no tienen como objetivo entrar a suelo estadounidense. Su intención con el llamado Viacrucis, que se viene celebrando desde hace años, solo quiere poner sobre la mesa mediática las condiciones de miseria e inseguridad que se vive en algunos países de Centroamérica. Algunos de ellos sí han mostrado su interés en quedarse en México y otros indicaron que tal vez podrían pedir asilo en Estados Unidos, pero siempre según las vías legales.