Donald Trump provoca las risas con su discurso en la Asamblea de la ONU

Mundo ethos

Donald Trump provoca las risas con su discurso en la Asamblea de la ONU
Foto: NICHOLAS KAMM

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó su intervención en la apertura de la Asamblea General de la ONU este martes para dar un discurso en el que instó al mundo a rechazar la globalización y abrazar el patriotismo, lo que desató las risas de otros líderes mundiales. Trump comenzó su intervención resaltando los logros de su gestión al frente de la Casa Blanca y despotricando contra sus enemigos, sobre todo Irán.

Uno de los momentos más destacables de la sesión se produjo cuando los asistentes a la asamblea rompieron a reír cuando Trump empezó a resaltar los éxitos conseguidos desde que es presidente de EEUU, diciendo que «en menos de dos años, mi administración ha cumplido más que casi cualquier otra en la historia de nuestro país». Trump pareció estar sorprendido por la reacción de los demás líderes mundiales. «No esperaba esta reacción, pero está bien», dijo tras las risas de los mandatarios.

Llegar tarde a la cumbre no fue un impedimento para que Trump pronunciara un visceral discurso de más de media hora en contra de las instituciones multilaterales, las cuales, según el mandatario estadounidense, amenazan con la soberanía de Estados Unidos. «América está gobernada por americanos. Rechazamos la ideología de la globalización y abrazamos la doctrina del patriotismo», ha pronunciado el presidente.

 

Trump apremió a las demás naciones a centrarse en sus propios intereses. «Debemos proteger nuestra soberanía y nuestra preciada independencia por encima de todo. Cuando lo hagamos, encontraremos nuevas vías de cooperación que se desarrollarán entre nosotros», ha afirmado. También ha defendido la retirada de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, arremetiendo contra la Corte Penal Internacional. «No cederemos soberanía«, ha asegurado. Además, el líder estadounidense ha afirmado que su país no participará más en el pacto migratorio de la ONU y ha afirmado que «sólo vamos a ayudar a aquellos países que nos respeten y que realmente son nuestros amigos».

En cuanto al comercio, Trump ha defendido las últimas tarifas impuestas a las importaciones diciendo que «ya nadie se aprovechará de Estados Unidos». El presidente también ha anunciado que su país no pagará más del 25% del presupuesto total de las misiones de  mantenimiento de la paz de la ONU.

 

Donald Trump levanta las risas con su discurso en la asamblea de la ONU

Donald Trump durante su discurso en la Asamblea General de la ONU | Foto: CARLO ALLEGRI | Reuters

Trump no se olvidó de repasar su lista de amigos y enemigos, incluyendo al dictador norcoreano, Kim Jong-un. Justo después de que hace un año amenazara con «destruir totalmente» Corea del Norte, Trump agradeció al líder del país por su «coraje y los pasos que se han dado».  El mandatario estadounidense presentó la reunión que tuvo con Kim en Singapur en junio como un dramático avance. «Los misiles ya no vuelan en todas direcciones, las pruebas nucleares han parado, los prisioneros estadounidenses han sido liberados y los restos de nuestros soldados han sido devueltos», ha remarcado Trump. Para el líder norteamericano, la reunión representó «un momento que es mucho más grandioso de lo que la gente puede entender».

Sin embargo, expertos en materia nuclear no están convencidos y apuntan que Kim no ha mostrado ningún signo de estar listo para el desmantelamiento de su arsenal nuclear. De hecho, Pyongyang ha dicho que no está interesado en un desarme unilateral.

El objetivo principal de las críticas de Trump fue Irán, a quien culpó del conflicto sirio. «La solución para la crisis humanitaria en Siria debe incluir una estrategia que se dirija al brutal régimen que lo ha financiado: el dictador corrupto de Irán», señaló el presidente. «Los líderes iraníes están sembrando el caos, la muerte y la destrucción. No respetan a sus vecinos, ni las fronteras ni la soberanía de los derechos de las naciones», declaró en su discurso. También acusó a los líderes iraníes de malversación de «millones de dólares». Por su parte, el presidente Iraní, Hassan Rouhani, quien también estuvo invitado a dar un discurso el día de apertura de la Asamblea, no se encontraba en la sala para escuchar la intervención de su homólogo estadounidense.

Momentos antes de su discurso en el que hacía tales acusaciones contra Irán, el presidente estadounidense escribió un tweet en el que decía no tener ninguna intención, por el momento, de reunirse con Hassan Rouhani, pero está seguro «de que él es un hombre muy agradable«.

 

Otro objetivo del discurso de Trump fue la Organización de Países Exportadores de Petróleo, (OPEC, por sus siglas en inglés). El mandatario dijo no gustarle esta organización. «No me gusta. A nadie le debería de gustar. Defendemos a muchos países para nada, y ellos se aprovechan de nosotros aumentándonos los precios del petróleo. Eso no está bien», agregó. Sin embargo, el presidente destacó a algunos miembros de la OPEC (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Qatar), por su promesa de «ayudar con millones de dólares a las personas de Siria y Yemen».

El presidente no hizo mención alguna al papel que tienen las fuerzas de Arabia Saudí y Emiratos Árabes en el conflicto yemení, donde han sido acusados de crímenes de guerra a causa de la muerte de civiles por su campaña de bombardeos. Ambos países también están acusados de entorpecer los esfuerzos por un acuerdo de paz en el país. Aún así, Trump alabó a sus aliados del Golfo por «perseguir múltiples vía para terminar con la horrible guerra civil en Yemen».

Por último, Trump se ha dirigido a Venezuela para anunciar nuevas sanciones y criticar a todos los gobierno socialistas y comunistas de la historia. «Siempre que se ha probado, el socialismo y el comunismo han generado sufrimiento, corrupción y decadencia», ha afirmado.

Trump no hizo ninguna alusión a Rusia, que ha dado apoyo aéreo al régimen de Assad en Damasco, ayudando a que la guerra civil que está sufriendo el país prevalezca.