Ascienden a siete los muertos por el atentado terrorista de Londres

Política y conflictos

Ascienden a siete los muertos por el atentado terrorista de Londres
Foto: Neil Hall| Reuters

El terrorismo golpea nuevamente a Londres, y esta vez de forma múltiple en distintos puntos de la capital.

Sobre las 22.10 horas de este sábado, una furgoneta blanca de alquiler atropelló a una veintena de peatones en el emblemático Puente de Londres, el puente más conocido sobre el río Támesis a su paso por la capital británica, y en el cercano mercado de Borough, donde bajaron los tres asaltantes para atacar a los transeúntes con cuchillos.

Fue en el mercado donde ocho agentes armados se enfrentaron a los terroristas, a quienes lograron abatir y de los que se desconoce todavía su identidad. Un civil resultó herido tras recibir un disparo por parte de un policía y permanece hospitalizado. Los terroristas portaban lo que parecían chalecos de explosivos. Los investigadores comprobaron posteriormente que no lo eran.

El Estado Islámico ha reivindicado la autoría de los ataques a través de su agencia de noticias Al Amaq.

Hasta el momento, se ha confirmado la muerte de siete personas y los servicios de emergencia notificaron durante la madrugada del al domingo el ingreso en distintos hospitales de la ciudad de 48 heridos, entre los que se encuentra un español con heridas que «no revisten gravedad”, según el Ministerio de Exteriores, y dos policías, uno de los cuales estaba fuera de servicio.

En el trascurso del día, 12 personas han sido dadas de alta y otras 36 continúan hospitalizadas; de estas, 21 presentan un pronóstico crítico, tal y como ha informado el Servicio Nacional de Salud británico.

Holly Jones, reportero de la BBC, quien se encontraba en el puente en el momento del incidente, señala que una furgoneta blanca  «invadió la calzada a unos 80,5 km/h».

Asimismo, la policía anunció un tercer suceso en la zona de Vauxhall, aunque posteriormente confirmó que se trataba de un apuñalamiento sin conexión con los dos actos de terrorismo.

La primera ministra británica, Theresa May, ha comparecido este domingo ante los medios después de una reunión con el comité de emergencias Cobra. May ha planteado «revisar la estrategia contraterrorista», endurecer algunas penas y dotar de más medios a la policía para luchar contra el terrorismo. Además, ha valorado que existe «demasiada tolerancia hacia el terrorismo» en su país.

En el mediodía, varios furgones policiales se han desplazado hasta el distrito de Barking, al este de Londres, donde residía uno de los terroristas abatidos. Allí se han producido 12 detenciones, una cifra que podría aumentar conforme avancen los registros policiales en la zona.

Ascienden a siete los muertos por el atentado terrorista de Londres 1

Varios furgones han acordonado un bloque de pisos en Barking durante el operativo antiterrorista. | Foto: Hannah McKay/Reuters

 

Los políticos no tardaron en pronunciarse tras confirmarse los atentados. Uno de los primeros fue el propio alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien emitió un comunicado que ha difundido posteriormente a través de sus redes sociales en el que condena el «bárbaro» ataque a la capital.

«No hay ninguna justificación para este ataque bárbaro», se puede leer en el escrito. «Fue un ataque deliberado y cobarde contra los londinenses y visitantes de nuestra ciudad que disfrutaban de su sábado por la noche».

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también se pronunció a través de su cuenta de Twitter y ofreció todo el apoyo de Estados Unidos a Reino Unido.

 

Jeremy Corbyn, líder del partido Laborista, agradeció a los servicios de emergencia su trabajo y agregó que sus pensamientos «están con las víctimas y sus familias».

La policía española ha facilitado los teléfonos de emergencia consular en la capital británica.

Estos incidentes se producen a cuatro días de las elecciones generales -los partidos han anunciado la suspensión de sus actos de campaña para este domingo- y sólo dos semanas después de que un terrorista suicida hiciese estallar su cinturón de explosivos a la salida del concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, dejando 22 muertos y decenas de heridos.

Cabe recordar que, dos meses antes, otro atentado causó la muerte de seis personas en el puente de Westminster, cuando el terrorista Khalid Masood se lanzó a más de 100 km/h sobre los viandantes y llegó hasta las puertas del Parlamento, donde apuñaló a un policía. Otras 50 personas resultaron heridas.