The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Un estudio vincula sacar buenas notas con la genética

The Objective
Última actualización: 31 Jul 2018, 11:07 pm CEST
Foto: Manu Fernandez | AP

La vida académica no es sencilla, y es que vivir bajo la lupa de las calificaciones puede ser estresante. Sacar buenas notas es el sueño de todo estudiante aplicado, y también del despistado. Aunque en gran medida la nota dependa del esfuerzo del alumno, un nuevo estudio revela un componente genético a la hora de sacar buenas o malas notas.

Se trata del estudio genético más amplio publicado en una revista científica, en este caso la revista Nature, realizado por un equipo internacional de investigadores. En él se identifican más de mil variaciones en genes humanos que influyen en el tiempo de escolarización de las personas y en su desempeño académico.

Las variantes genéticas que ha descubierto este equipo internacional de investigadores explican tan solo un porcentaje de las diferencias en el nivel educativo observadas diversos entre grupos de personas. Aunque la genética influya, explican, son más relevantes todas aquellas cuestiones relacionadas con el ambiente en el que crecen los alumnos, como la riqueza familiar o la educación de los padres.

 

Un estudio vincula sacar buenas notas con la genética 1

La inteligencia de una persona también tiene un componente genético. | Foto: Mikael Kristenson | Unsplash

 

No obstante, destacan que el perfil genético de una persona influye en la cantidad de años dedicados al estudio, lo que incide a su vez en las calificaciones de los estudiantes.

Los autores del estudio esperan que estos datos puedan utilizarse con el fin de entender mejor qué deben hacer los profesores para que los más pequeños no abandonen la escuela antes de tiempo.

Por otro lado, la revista Proceedings of the National Academy of Sciences recoge que la inteligencia –factor determinante también en el desempeño académico– está determinada por nuestros genes, como muchos otros aspectos de nuestra personalidad. Para apoyar esta teoría se basa en un estudio del Kings College de Londres en el que participaron 13.306 gemelos (tanto idénticos como no idénticos) de 16 años que fueron examinados tanto en relación a aspectos de su personalidad como de su rendimiento cognitivo. Comparando los resultados de los gemelos idénticos y de los no idénticos, los autores del estudio concluyeron que las diferencias académicas entre ambos grupos estaban marcadas por la genética y no por el ambiente en el que vivían.