El exgeneral chavista Hugo Carvajal colaborará con la justicia española para "impulsar la transición en Venezuela"

Futuro

El exgeneral chavista Hugo Carvajal colaborará con la justicia española para "impulsar la transición en Venezuela"
Foto: Fernando Llano

El exgeneral venezolano Hugo Carvajal, en prisión provisional en España y reclamado por Estados Unidos por presunto narcotráfico, ha asegurado este martes que colaborará con los jueces españoles, y ha reiterado su apoyo al opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

El jefe de inteligencia militar del presidente Hugo Chavez fue detenido el 12 de abril en Madrid por su relación con un presunto tránsito de cocaína hacia Estados Unidos, en particular un cargamento de 5,6 toneladas entre Venezuela y México en abril de 2006. Por este delito Carvajal podría ser condenado a entre 10 años y cadena perpetua en caso de ser extraditado y declarado culpable.

«Estoy valorando y analizando el fundamento de los motivos y los tiempos por los que Estados Unidos reclama mi extradición», ha declarado Carvajal en un comunicado enviado a AFP por su abogado, Antonio José García Cabrera. También ha añadido que deposita su confianza en los jueces españoles con los que colaborará «en cuanto los planos sean razonables y estén motivados».

En un tono más político, «El Pollo», como se le conoce en su país, ha reiterado su apoyo al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, un gesto que en febrero le costó su grado de mayor general por decisión del mandatario Nicolás Maduro.

Carvajal ha declarado que tiene conocimientos privilegiados y que conoce todos los engranajes del funcionamiento criminal del gobierno de Maduro, de forma que facilitará esta información «de calidad, precisa y útil para impulsar la transición en Venezuela«. «Confío en que cualquier movimiento que se lleve a cabo para acabar con la dictadura criminal que ha secuestrado a Venezuela no produzca un innecesario derramamiento de sangre», ha agregado el ex general.

Carvajal solicitó prestar declaración este lunes ante el juez Alejandro Abascal de la Audiencia Nacional, un alto tribunal con sede en Madrid competente en casos de extradiciones. Sin embargo, la vista fue suspendida, ya que al haber cambiado de abogado y contratado a García Cabrera hace falta más tiempo para estudiar a fondo el caso.

En el momento de su detención el ex general negó todo tipo de vínculo con el narcotráfico y con la guerrilla colombiana de las FARC, aunque se negó a entregarse a Estados Unidos porque tiene arraigo familiar en España.