Un gran trasero, sinónimo de riqueza y salud en Costa de Marfil

General

Un gran trasero, sinónimo de riqueza y salud en Costa de Marfil
Foto: LUC GNAGO| Reuters

Pelucas, postizos, y ahora alargadores de traseros. La obsesión por tener un ‘gran botcho’ –un gran trasero, en argot de Costa de Marfil– ha hecho surgir un floreciente negocio en este país africano. Potenciadores, pastillas, cremas o supositorios para conseguir ‘grandes resultados’ son un secreto de belleza a voces entre las mujeres.

Según cuenta una vendedora del mercado de Treichville, el más grande de Abiyán, su mejor venta consiste en una milagrosa pomada ‘grossifesse’, también conocida como crema botcho. Compuesta de aceite de hígado de bacalao, miel y manteca de karité, su precio oscila entre los 23 y 38 euros la unidad, una fortuna en Costa de Marfil, donde gran parte de la población sobrevive con menos de un dólar al día y los salarios medios para un trabajador no superan los 100 dólares al mes. De lo que no son alertadas las compradoras es de los efectos secundarios y componentes extra que tiene el «agrandador» de glúteos. Un especialista en dermatología senegalés advierte que a menudo las pomadas contienen corticoides que pueden generar en diabetes, hipertensión e infecciones, incluyendo casos de coma.