Un 'lobo solitario' ataca con un cuchillo a seis personas en un supermercado de Nueva Zelanda

Por: The Objective

Política y conflictos
Un 'lobo solitario' ataca con un cuchillo a seis personas en un supermercado de Nueva Zelanda
Foto: | AFP

Un terrorista cercano al grupo Estado Islámico ha apuñalado a seis personas este viernes en un supermercado de Auckland, Nueva Zelanda, antes de ser abatido por la policía. El atacante, un extremista de Sri Lanka de 32 años que compró el cuchillo en el mismo supermercado, llevaba bajo vigilancia policial desde 2016 y era «una amenaza conocida para el país» por su apoyo a la ideología del grupo terrorista, según ha declarado la primera ministra, Jacinda Ardern durante una rueda de prensa.

Lo más importante: según los informes, seis personas han sido trasladadas a diferentes hospitales de los alrededores de Auckland y tres de los heridos se encuentran en estado crítico. Según los testigos, la policía abrió fuego y lo abatió de forma casi inmediata, un minuto después de iniciada la agresión.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha señalado estar «devastada» por el hecho de que este hombre pudiera cometer semejante acto, pese a que estaba en una lista antiterrorista y era objeto de vigilancia policial permanente. «Lo que pasó hoy fue despreciable. Fue odioso, estuvo mal, fue llevado a cabo por un individuo, no una fe, no una cultura, no una etnia, sino una persona individual que se apoderó de una ideología que no es apoyada aquí por nadie ni por ninguna comunidad», ha señalado Ardern, asegurando que la ideología del atacante estaba inspirada en el Estado Islámico pero era un «lobo solitario».

Las imágenes captadas por los testigos muestran a los compradores salir aterrorizados y corriendo del supermercado y como sólo un minuto después los agentes acudieron rápidamente al lugar del ataque abatiendo al autor con varios disparos. Y es que, según ha informado la primera ministra, cuando el atacante entró en el supermercado «estaba siendo vigilado y seguido». «La policía estaba con él en el momento en que esto sucedió, ese nivel de vigilancia se estaba proporcionando debido a las preocupaciones que teníamos», ha señalado, asegurando que el hombre actuó solo.

Por su parte, Ardern ha señalado que el hombre estuvo detenido pero fue liberado porque no había motivos legales para mantenerlo bajo custodia. «El hecho de que él estuviera libre entre la población demuestra que no hemos aplicado la ley como debiéramos haberlo hecho», ha reconocido. En este sentido también se ha pronunciado Andrew Coster, señalando que la realidad es que cuando se vigila a alguien «24 horas sobre 24, y los siete días de la semana, no es posible estar a su lado todo el tiempo».

Este ataque es el segundo ataque terrorista en la historia reciente de Nueva Zelanda. El 15 de marzo de 2019, un terrorista supremacista blanco mató a 51 fieles en una mezquita en Christchurch e hirió a otros 40 en el que ha sido el peor ataque terrorista en Nueva Zelanda.

Los tiroteos fatales de la policía son relativamente raros en el país, con un promedio de alrededor de 3,5 por año, según una base de datos de la década de 2007 a 2017. Los delitos con armas de fuego son poco comunes en Nueva Zelanda, especialmente en comparación con otras partes del mundo. Pero ha ido en aumento, a pesar de la represión del gobierno contra las armas de fuego, a raíz de los ataques a la mezquita de Christchurch en 2019.