Una vacuna china prueba con éxito su seguridad y capacidad para generar anticuerpos

Sociedad

Una vacuna china prueba con éxito su seguridad y capacidad para generar anticuerpos

La carrera por conseguir una vacuna efectiva contra el coronavirus, en la que ya participan más de 100 candidatas, está dando sus primeros resultados concluyentes. Según publica la revista médica The Lancet,  la primera vacuna en alcanzar la fase 1 del ensayo clínico, desarrollada por la compañía china Cansino Biologics, es segura, tolerable por el organismo humano y capaz de generar anticuerpos en el mismo.

El pasado lunes, la compañía estadounidense Moderna anunció los resultados de una prueba con 45 voluntarios y la calificaban de «segura y bien tolerada» por los mismos. El propósito de la primera fase de los ensayos clínicos, en la que se encuentran ambas vacunas, es probar, precisamente, que el organismo las tolera bien.

Tras 28 días de ensayo con 108 voluntarios sanos, los resultados son prometedores: una dosis de la vacuna produce, en 14 días, no solo anticuerpos, si no también linfocitos T.«Sin embargo, los resultados deben ser interpretados con cautela. Los desafíos en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19 son inéditos, y la habilidad para generar una respuesta inmune no indica necesariamente que la vacuna protegerá a los humanos del coronavirus», ha alertado la científica Wei Chen, del Beijing Institute of Biotechnology, responsable del estudio publicado.

La vacuna de Cansino Biologicas utiliza un virus de catarro común atenuado, que invade las células humanas sin provocar en ellas la enfermedad, actuando así como medio para introducir en las células del paciente el material genético que codifica las proteínas que forman las espículas con las que el SARS-CoV-2 entra en las células. Después, esas células producen la proteína, que llega al sistema inmune de quien recibe la vacuna y le permite crear anticuerpos que después reconocerán esa espícula e impedirán la infección.