The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Warner Bros prepara una secuela de 'Joker' con Todd Phillips y... ¿Joaquin Phoenix?

Redacción TO
Foto: Warner Bros

Warner Bros tiene entre sus planes el rodaje de una secuela de la película Joker en la que pretende contar de nuevo con Todd Phillips como director y con Joaquin Phoenix como estrella interpretando a este villano de las historias de Batman, tal y como anticipó The Hollywood Reporter. Joker ha sido uno de los grandes éxitos de la compañía y ha superado los 1.000 millones de dólares de recaudación, según los últimos datos aportados por el portal especializado Box Office Mojo.

Esta película, además, ha batido el récord de la cinta para adultos más taquillera de la historia y se ha convertido en el primero de estos filmes no aptos para menores en superar los 1.000 millones de dólares. La crítica, aunque no de manera unánime, también ha dado su respaldo a Joker, una película que ganó el León de Oro en el Festival de Venecia.

Con todos estos argumentos, Warner Bros ha iniciado las negociaciones para que Phillips se vuelva a sentar en la silla de director y para que escriba esta continuación junto a Scott Silver, con quien también firmó el guion de Joker. Además, el objetivo de Warner es que Joaquin Phoenix vuelva a encarnar al Joker después de una impresionante interpretación que le sitúa este año como uno de los grandes favoritos al Óscar a mejor actor. La dificultad se encuentra en que el actor de El bosque o En la cuerda floja siempre se ha mostrado reacio a participar en sagas de franquicias.

The Hollywood Reporter destaca asimismo que una de las ideas de Phillips es desarrollar una serie de películas sobre los orígenes de algunos personajes de DC Comics. Si bien, por el momento, no se ha confirmado ningún proyecto al respecto.

Dicho esto, no todo ha sido vino y rosas para Joker. Una cinta con aroma al cine de Martin Scorsese que contaba en su elenco con Robert De Niro y Zazie Beetz que fue situada en el centro de la polémica por las críticas que le acusaban de alentar la violencia. “No veo tal glorificación”, protestó Phoenix en una entrevista con Efe. “Para mí, el punto de partida siempre ha sido el trauma infantil. Y no sé cómo puedes glorificar eso. Hay cosas que necesitamos hablar, explorar, de las que no deberíamos huir… Acusar una película de glorificar la violencia es absurdo. Y no creo que sea responsabilidad de un cineasta enseñar moralidad al público: usa tu jodida cabeza”.