Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

El Tribunal Constitucional suspende la Ley del Referéndum

Foto: ALBERT GEA
Reuters

El Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido la Ley del Referéndum aprobada el miércoles por el Parlamento de Cataluña y los decretos firmados para la consulta de secesionista del 1 de octubre. También ha acordado advertir personalmente a los 947 alcaldes catalanes y al menos 62 altos cargos de la Generalitat de que no deben participar en el referéndum.

El órgano presidido por Juan José González Rivas se reunió de urgencia esta tarde después de recibir las impugnaciones formuladas por el Gobierno contra el contenido del texto legal, contra el decreto de convocatoria firmado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y contra el nombramiento de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral.

También ha rechazado la recusación que hizo la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de los 12 magistrados que conforman el TC.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había anunciado más temprano después del Consejo de Ministros extraordinario que, tras recibir el preceptivo dictamen del Consejo de Estado, dio instrucciones a la abogacía del Estado para que registre inmediatamente el recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra la ley del Referéndum aprobada en el Parlament.

“Lo que no es legal no es democrático”, había argumentado el jefe del Ejecutivo, al informar a la prensa de la presentación de los recursos.

Por su parte, el fiscal general del Estado anunció la presentación de dos querellas criminales ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra la Mesa del Parlament que tramitaron los proyectos de la ley de desconexión.

Continúa leyendo: La Mesa del Parlament pospone su decisión sobre el voto delegado de los diputados en Bruselas

La Mesa del Parlament pospone su decisión sobre el voto delegado de los diputados en Bruselas

Foto: Parlament Catalunya
Twitter

Los miembros de la Mesa del Parlament han decidido este martes posponer la decisión sobre la solicitud de voto delegado de los diputados Lluís PuigClara Ponsatí, Toni Comín Meritxell Serret, que se encuentran en Bruselas junto al expresident de la Generalitat Carles Puigdmeont, y que pidieron formalmente al Parlament la semana pasada poder delegar su voto. Este martes, Junts per Catalunya ha retirado la petición del voto delegado de Puigdemont.

Está previsto que el jueves el presidente de la cámara se reunirá con los portavoces de los grupos para estudiar cómo realizar la investidura, informa EFE. Según el reglamento del Parlament, el debate de investidura y la primera votación tienen que tener lugar dentro de los 10 días siguientes a la constitución de laCámara. Este plazo termina el día 31 de enero.

El secretario general del Partido Popular de Catalunya (PPC), Santi Rodríguez, ha asegurado que desde el partido “no entienden el motivo” por el cual la Mesa ha decidido posponer la decisión de la delegación de voto de los “diputados electos que se encuentran huidos en Bélgica”. Asimismo, respecto a la decisión de Junts per Catalunya de retirar la petición del voto delegado de Puigdemont, ha señalado que entienden que “forma parte de su estrategia” y ha acusado a Puigdemont de utilizar “un lenguaje más propio de la CUP que de la Convergència clásica”.

https://twitter.com/PPCatalunya/status/955759155373060098

“No es admisible que el president cesado presente su candidatura a president desde Bruselas”, ha dichoRodríguez, que también ha señalado que “el PPC tampoco avalará la delegación de voto de los diputados en prisión preventiva”

El secretario general del PPC también ha asegurado que no renunciarán a la posibilidad de que “Ciudadanos nos ceda un diputado para formar grupo parlamentario”, y ha añadido: “las líneas de diálogo continúan abiertas”.

No obstante, fuentes de JxCat señalan que Puigdemont puede volver a solicitar el voto delegado en los próximos días, e incluso minutos antes de que se celebre el pleno de investidura, si finalmente se opta por una investidura no presencial.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido Puigdemont que deje de dar “espectáculos porque no tiene ninguna posibilidad de seguir en esa dinámica”, y ha recalcado que es “imposible el voto delegado desde Bruselas para la investidura”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ya se había pronunciado respecto a la posible delegación de voto de los diputados desplazados a Bélgica y había asegurado este martes que su partido estará en contra de “cualquier quebramiento del Estado de Derecho y apoyará los recursos que presente el Gobierno ante el Tribunal Constitucional para salvaguardar la legalidad en Cataluña”.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha pedido a Puigdemont, respetar la ley, proteger el autogobierno y “restaurar la legalidad democrática y la convivencia”. La respuesta de Puigdemont no ha tardado en llegar, y ha asegurado que no olvidarán el 1-O: “es el precio histórico que pagaréis”.

“Los golpes de porra del 1-O no marcaron solo la piel, dejaron una marca imborrable en la memoria y el espíritu de los catalanes. No hay subterfugios, edulcorantes ni matices que puedan forzar el olvido de la violencia del Estado”, ha escrito Puigdemont en Twitter.

El voto de los diputados soberanistas que están en el extranjero es clave de cara a la investidura. Sin ellos, sólo suman 65 diputados y no llegan a la mayoría absoluta necesaria para la investidura en primera ronda, siempre y cuando la CUP lo apoye.

Continúa leyendo: Junts per Catalunya retira la petición de delegación de voto de Puigdemont

Junts per Catalunya retira la petición de delegación de voto de Puigdemont

Foto: SCANPIX DENMARK
Reuters

Junts per Catalunya ha retirado este martes la petición de delegación de voto del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont para el pleno de investidura, informa EFE. Esta noticia ha llegado poco antes de la reunión de la Mesa del Parlament, en la que sus miembros decidirán si aceptan otorgar el voto delegado a los diputados que se encuentran en Bélgica desde la declaración unilateral de independencia.

Pese a la decisión de retirar la petición de delegación de voto, las fuentes consultadas por Europa Press aseguran que no descartan nada y que “siempre están a tiempo” de presentar de nuevo la solicitud. El partido de Puigdemont, que el lunes fue propuesto como candidato a la presidencia de la Generalitat por el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, dice que esta decisión permite “mantener otros escenarios abiertos”. El expresidente tenía el voto delegado en Jordi Turull.

Puigdemont ya decidió no delegar su voto en la sesión constitutiva del Parlament el pasado 17 de enero con la que comenzó la XII Legislatura en Cataluña.

La decisión sobre el voto delegado de los diputados que se encuentran fuera de España es clave para la investidura de Puigdemont, pues sin ellos no lograría la mayoría necesaria para ser investido. Un informe de los letrados del Parlament sostiene que esta delegación del voto sería contrario al reglamento de la Cámara, pero la última decisión la tiene la Mesa del Parlament, en la que cuatro de los siete miembros son de Junts per Catalunya y ERC, por lo que la decisión recae sobre estos grupos.

Xavier García Albiol, que fue el candidato del Partido Popular en las elecciones del 21 de diciembre, ha criticado esta decisión de Puigdemont, pues considera que “ha convertido sus estridencias políticas en un reality show“.

Puigdemont abandonó el lunes Bruselas, donde se encuentran los diputados Antoni Comín, Clara Posatí, Lluís Puig y Meritxell Perret, para llegar a Copenhague, donde dio una conferencia en la universidad. Tras este viaje, la Fiscalía pidió que se reactivara la orden europea de detención contra el expresidente, pero finalmente el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena decidió no reactivar esta orden.

Continúa leyendo: Puigdemont compara la situación de Cataluña con el Brexit

Puigdemont compara la situación de Cataluña con el Brexit

Foto: SCANPIX DENMARK
Reuters

“Creo que lo que está pasando en Cataluña es tan importante para Europa como el Brexit”, ha sido una de las frases del presidente de la Generalitat destituido, Carles Puigdemont, en su controvertido viaje a Copenhague.

El expresidente ha ofrecido una conferencia desde la Universidad de Copenhague organizada por el departamento de Ciencias Políticas y llamada “¿Cataluña y Europa en una encrucijada por la democracia? Debate con Carles Puigdemont”. El encuentro ha estado moderado por el profesor Mikkel Vedby Rasmussen y ha contado con la presencia de más de 200 personas, según periodistas en el lugar. Una fuerte expectativa ha caracterizado al coloquio debido a que se ha tratado del primer viaje que realiza el político tras haberse fugado a Bruselas tras verse imputado por el proceso independentista del 1 de octubre.

Pocos minutos antes de esta afirmación, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, rechazaba la petición de la Fiscalía de reactivar la orden europea de detención en su contra tras su viaje desde Bélgica hasta Dinamarca. “Después del Brexit, todo el mundo habla sobre el futuro de la Unión Europea (UE). La UE ha sido exitosa en promover la libertad, la democracia y era muy útil en los buenos tiempos, pero estamos conscientes también de sus fracasos. Lo vemos con el caso de los refugiados y con la situación actual en Cataluña”, ha comentado Puigdemont.

Puigdemont ha afirmado que su Gobierno ha sido “proeuropeo” y que apuesta por la “integración”, pero “solo si lleva a más democracia”. Ha afirmado que los líderes de la Unión Europea tratan con mucha diferencia a “los líderes de España y de Cataluña”. “Significa que las afinidades políticas son más importantes que los derechos fundamentales”, ha afirmado.

El político y candidato a la Presidencia de la Generalitat, propuesto este lunes por el Presidente del Parlament, Roger Torrent, ha señalado que “el movimiento democrático en Cataluña no puede ser visto como una crisis para Europa, sino como una oportunidad para demostrar que la democracia es más importante que todas las fronteras”.

El president de la Generalitat cesado, al amparo del artículo 155, también ha hecho referencia al caso danés. “Más de la mitad de lo estados miembros fueron creados en los últimos 100 años gracias a la autodeterminación, y es el momento de que la Unión Europa siga el ejemplo danés”.

Ha insistido que el movimiento independentista que ha liderado defiende, en principio, “el derecho a la autodeterminación”. Asimismo, ha manifestado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha respondido con “el boicot, la amenaza y metiendo personas en la cárcel”, haciendo referencia al ex vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, Jordi Cuixart (presidente de Òmnium Cultural) y Jordi Sánchez (presidente de la ANC); así como el exconseller Joaquìm Forn. “Es una venganza. Todos ellos son presos políticos”.

Dice que en los últimos años los catalanes han apoyado varios referéndums de autodeterminación, lo que en su opinión significa que “los catalanes prefieren el diálogo”. Algo a lo que, según ha asegurado, se niega el Gobierno central. Con respecto al referéndum del 1 de octubre, ha señalado que “a pesar de las amenazas y de la violencia indiscriminada, el 38 % del censo votó a favor de la independencia de Cataluña”.

“No nos rendiremos ante el autoritarismo. A pesar de las amenazas de Madrid formaremos un nuevo Gobierno. Para Madrid no somos más que una provincia”, ha concluido en su ponencia ante una fuerte presencia de medios de comunicación y asistentes en el coloquio.

“Creo que podemos establecer que en Cataluña hay una división del 50 %. El hecho de que una mayoría muy estrecha quiera ir en esta dirección, ¿no es problemático?”, le ha preguntado la profesora Marlene Wind, experta en la Unión Europea.

“Queremos formar parte de la Unión Europea. Como catalanes podemos contribuir a valores europeos como la paz. Nos sentimos profundamente europeos. Si un 50 % no es suficiente para declarar la independencia, ¿lo es para decidir quedarse en España?”, ha respondido Puigdemont. También ha dicho sobre el papel España, que “es un país autonómico pero en realidad está muy centralizado”.

Continúa leyendo: Torrent propone a Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat

Torrent propone a Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat

Foto: SCANPIX DENMARK
Reuters

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, ha propuesto este lunes  a Carles Puigdemont candidato a la Presidencia de la Generalitat después de que, tras la ronda de contactos mantenida la semana pasada con los portavoces de los partidos con representación parlamentaria tras las elecciones del 21D, el dirigente de Junts per Catalunya fuera el único que se propuso como candidato a la investidura. Torrent ha dicho estar seguro de la “absoluta legitimidad” de Puigdemont “para ser candidato”, pese a encontrarse en Bruselas desde finales de octubre pendiente de una orden de detención en cuanto pise suelo español.

Torrent ha anunciado, además, que ha solicitado una reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para hablar sobre la complicada situación de los tres diputados que se encuentran encarcelados y de los cuatro exconsellers que que están en Bruselas con Puigdemont. El presidente del Parlament quiere “analizar y dialogar sobre la situación anómala que vive el Parlament” porque considera que sus diputados “ven vulnerados sus derechos políticos y de representación y, en consecuencia, los de la ciudadanía que representan”.

También quiere reunirse con Antoni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí, los diputados que se encuentran en Bruselas tras la declaración unilateral de independencia en Cataluña. Además, Torrent ha iniciado los trámites para “poder ver a los miembros de este Parlament que están privados de libertad por estar en una situación de prisión preventiva”, refiriéndose a Oriol Junqueras, Joaquim Form y Jordi  Sànchez. 

El recién elegido presidente del Parlament, donde los nacionalistas cuentan con mayoría, considera que “la limitación de los derechos de los diputados supondría la limitación de la soberanía de nuestro pueblo” y, por esto, asegura que ejercerá sus responsabilidades “siendo consciente de ello y sabiendo que mi obligación es también defender esa institución (el Parlament) de injerencias y escenarios de paralización”.

La decisión sobre la investidura a distancia de Puigdemont ha recaído sobre Torrent y el resto de integrantes de la Mesa del Parlament después de que los letrados de esta institución señalaran que el expresident no podía ser investido de manera telemática. Al hacer esta propuesta, los miembros de la Mesa del Parlament se exponen a que esta acción sea recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno.

Puigdemont había insistido en varias ocasiones en que es “perfectamente elegible” para gobernar Cataluña, incluso haciéndolo desde Bélgica, donde se encontraba hasta la mañana de este lunes para evitar ser encarcelado, a pesar de que los servicios jurídicos del Parlament estimaron que es imprescindible la presencia del candidato para que este pueda ser investido.

Sin embargo, no opina lo mismo el Gobierno de España. “No es admisible que una persona que vive fuera de España pueda presidir la Generalitat, que sea investido sin acudir al Parlamento y que se salte el control al que tiene que ser sometido en el Parlamento, es de puro sentido común”, dijo Mariano Rajoy el sábado.

Por su parte, el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, afirmó ese mismo día que seguían abiertas todas las opciones, incluso su retorno para ser investido, ya que contaría con “inmunidad parlamentaria”. Sin embargo, la Fiscalía contradijo esta afirmación, asegurando que “la garantía de inmunidad no significa que no se pueda ordenar el ingreso en prisión por orden judicial”.

Reacciones políticas a la candidatura de Puigdemont

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha advertido a Torrent, en relación a la investidura de Puigdemont, de que el Gobierno actuará “en consecuencia y recurrirá cualquier decisión que viole la ley”, y ha añadido que “solo cabe una investidura de un candidato que esté presente”.

El líder del Partido Poular de Cataluña (PPC)Xavier García Albiol, ha aprovechado el anuncio de investidura de Puigdemont para criticar a Ciutadans por no “intentar” presidir la Generalitat, mientras que el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado que el viaje de Puigdemont es un “periplo esperpéntico”.

Por su parte, el secretario del PSOE, José Luis Ábalos, también ha rechazado la candidatura de Puigdemont y ha asegurado que pese a que no constituye ninguna sorpresa, “Catalunya necesita insertarse en la legalidad y eso no lo puede encarnar Puigdemont, que es un prófugo de la justicia. Debe dar la cara y asumir las responsabilidades en las que hubiera podido incurrir”.

La número dos de los socialistas, Eva Granados, ha expresado la “perplejidad del PSC” y ha señalado que considera “una equivocación que se proponga un candidato que ya ha pedido delegar su voto para la investidura”.

En este sentido también se ha pronunciado el exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha remarcado que el expresident de la Generalitat “no será investido president” y ha señalado que “muchos independentistas ya lo saben pero quieren que sea el Estado el que se lo impida”.

La portavoz de Catalunya en ComúElisenda Alamany, se ha sumado a los anteriores y ha rechazado la candidatura de “un president que no puede presidir y un Govern que no puede gobernar desde Catalunya”. Alamany también ha interpelado a ERC y la CUP para que no sigan “perpetuando la lacra de la corrupción” negociando un Govern con “personas como Jordi Turull que aparecen en la sentencia del Caso Palau”.

El portavoz de ERCSergi Sabrià, ha recordado a Junts per Catalunya que la formación de un nuevo Govern y el pacto sobre cómo debe de actuar el Ejecutivo “es igual de importante que la investidura de Carles Puigdemont”, y ha señalado que “es preciso ese nuevo Govern para acabar con el 155 y recuperar y proteger las instituciones catalanas”.

TOP